martes, 29 de noviembre de 2011

EL RECULE DE LA MUD


Cambiar el discurso, en estos tiempos modernos, es muy complejo, sobre todo por la dinámica de los medios de comunicación e información, que cada día son más públicos. Recientemente, representantes de la Mesa de la Unidad Democrática, donde resaltan las figuras de Antonio Ledezma y Eduardo Fernández, se reunieron con Álvaro Uribe en Bogotá, desde donde aprovecharon para criticar a Chávez, y las relaciones entre los gobiernos de ambas naciones.

Desde que Santos ganó la presidencia de Colombia, ambos mandatarios han desarrollado una inteligente estrategia pragmática, dejado a un lado las diferencias ideológicas y los intereses continentales, para avanzar en la profundización de acuerdos bilaterales en diversos aspectos, teniendo como eje central el comercio y la seguridad y defensa.

La actitud de la MUD en este encuentro, es un elemento más que se suma al acumulado de torpezas que han cometido, pues en esta oportunidad, como en otras, donde resalta el paro empresarial y el sabotaje petrolero, sobrepusieron los intereses políticos de los líderes que se agrupan en la MUD, con los intereses nacionales. En el encuentro sostenido con el Ex mandatario colombiano, Uribe le pidió a una delegación que asentó la cabeza en una postura absolutamente contraria a los intereses nacionales, que criticara y entorpeciera las relaciones entre Santos y Chávez.

Parte de lo declarado por Uribe frente a la delegación de la MUD fue lo siguiente: “El Presidente Santos va a Venezuela el 28 (de noviembre). ¿Por qué no producen un manifiesto en los días anteriores y lo publican, diciendo eso? ‘Presidente Santos, estamos desconcertados. ¿Cómo dan ustedes más peso a 800 millones de dólares o a 400 que a los valores democráticos?’ Los valores democráticos no tienen precio”.

Sin embargo, el recule tardío de la MUD, es una reacción sensata frente al error cometido: servir de plataforma para que Uribe siguiera fustigando al gobierno de Santos y al presidente Chávez. Tuvo que salir el propio Ramón Aveledo a enmendar el capote, y dejar en claro que no se prestan para los particularísimos intereses de Uribe de criticar el gobierno de Juan M. Santos. Tarde, pues la torpeza se cometió.

Es evidente que Uribe es impotente ante la mejora sistemática de las relaciones colombo-venezolana, partiendo de un principio clásico en las negociaciones modernas: centrarse en los intereses no en las posiciones. Santos y Chávez, han dado un claro ejemplo de negociación por intereses, donde han dejado a un lado las diferencias, para retomar una agenda intensa de cooperación bilateral. Por otra parte, a pesar de la insistencia y la ansiosa forma de manifestar sus miserias políticas de Uribe por los diversos medios al cual accede, el gobierno de Santos ha dejado en claro que en Venezuela no se protegen a dirigentes de la FARC. Eso, por supuesto no sólo desmiente a Uribe, sino al propio gobierno de los Estados Unidos.

A la oposición no le ha quedado otra alternativa, que criticar los acuerdos, resaltando las supuestas asimetrías, así como tratar de exaltar el supuesto encubrimiento de guerrilleros en Venezuela, situación desmentida por ambos gobiernos. Es lastimoso que ésta oposición no tenga claro hacia dónde deben dirigirse las relaciones entre ambas naciones, obnubilándose frente a los interés foráneos, sirviendo de tontos útiles.

En este caso fueron dos líderes políticos de larguísima data y experiencia, de partidos tradicionales en la cuarta república, que pretendieron en algún momento ser Presidentes de Venezuela, los que dejan en evidencia la ausencia de acuerdos de cómo pretenden gobernar el país, y los verdaderos intereses opositores. Por eso, difícilmente volverán a conducir los destinos del país.

domingo, 13 de noviembre de 2011

PRIMARIAS... ¿SI O NO?

La MUD (a la que he llamado MAD -Mesa de Acción Democrática) ha decidido que Estados y Municipios definirán sus candidatos opositores vía elecciones primarias. En cuanto a Miranda, se definirán en primarias los cargos de Gobernador y alcaldes a todos los municipios, sumándose a nivel nacional, a los otros 6 estados en donde todos sus cargos (gobernadores y alcaldes) serán definidos por la misma vía, desechando el consenso.

Soy un defensor de las elecciones de base, no creo ni apoyo imposiciones. Por ello, apoyo las elecciones primarias en los partidos, y las considero un paso importante hacia la democratización del a vida política en Venezuela. Sin embargo es importante hacer algunas consideraciones, pues no es el caso de la oposición que se estén democratizando los partidos. Por el contrario es la profundización del dedo decisor.

1. ¿Por qué vía se decidieron los candidatos de los partidos en todos los niveles? Si revisamos los criterios y mecanismos utilizados a lo interno de los partidos políticos opositores, podemos encontrar que el mecanismo a través del cual se decidieron los candidatos fue la imposición. ¿Quién escogió que fuese Capriles o Pablo Pérez el candidato a las primarias presidenciales de PJ o UNT? El cogollo de cada uno de esos partidos. Lo mismo sucedió con el resto de los candidatos a todos los niveles. De lo contrario, que me indique quién de los militantes decidieron en primarias los candidatos de sus partidos. Ninguno.

2. ¿Qué diferencia hay entre el método utilizado para escoger a los candidatos a primarias opositoras, con el método de cooptación usado por PSUV para escoger a los hasta ahora candidatos a gobernadores de Miranda o Zulia? en esencia ninguna. En ambos métodos se rehuye de la posibilidad que la militancia sea la que decida quiénes son sus candidatos o representantes.

3. Entonces, ¿Cuál es el alcance de las primarias opositoras? Simplemente es un mecanismo que permite definir candidatos únicos por un bloque de partidos opositores, convencidos que separados no tienen chance contra Chávez y el Gran Polo Patriótico. No significa, bajo ningún concepto que los partidos sean mas democráticos que el PSUV, por el contrario se orientan sus esfuerzos organizacionales a esquemas autoritarios que cooptan la posibilidad de mayores niveles de participación efectiva en los asuntos internos de cada partido.

Es lamentable, pues en ninguna de las aceras, pareciera haber una determinación irreductible por la democratización de los partidos. Por el contrario, pareciera que los cálculos de mayores niveles de participación política, han dado como resultado elevados costos políticos. Y es que ha sido una constante dentro y fuera de los predios partidistas el comentario conclusivo: "las primarias son perjudiciales para el partido". Claro, la voluntad del pueblo es difícil de cooptar, por lo tanto se evita. Me gustaría, como le he escrito y dicho en otros espacios, poder hacer un artículo sobre la primarias del Gran Polo Patriótico. No pierdo aun las esperanzas.

EN RÁFAGA

EL REY PATALEA. Me han informado amigos de Voluntad Popular en Carrizal, que José Luís esta haciendo hasta lo imposible por ser el candidato por consenso del municipio Carrizal y las negociaciones las está haciendo con Michel Ferrandina (COPEI)... Pendientes que el reyezuelo quiere imponerse a toda costa y evita medirse en primarias.

EL CANDIDATO ETERNO. UNT decidió con el dedo primario anular que el candidato a las primarias para alcalde en Guaicaipuro fuese nada más y nada menos que Rómulo Herrera. Nuevamente se postula el eterno derrotado. Parece que en UNT no tienen líderes de relevo, puros cargos vitalicios! Lamentable.

EL VIRAJE DE COPEI. Si algo me sorprendió en estos procesos de repartición de cambures para definir los apoyos a los diversos candidatos presidenciales a las primarias opositoras, fue la decision del cogollo de COPEI de apoyar a Pablo Pérez. La transformación de este minoritario partido en un mendigo de las dádivas adecas, deja en claro que la base ideológica, la historia política, y el pensamiento de la democracia socialcristiana perdió sentido para sus dirigentes. Deberían adoptar como imagen un mango verde, donde de vede solo queda la concha, mientras el resto, hasta la pepa, es blanquito.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

LA MUD o LA MAD


Hace tres meses publiqué un artículo en donde introduje una pregunta ¿Quién incide en las grandes decisiones de la MUD (Mesa de la Unidad Democrática)? Hasta el momento, sostenemos que es evidente el peso de Acción Democrática en los procesos de toma de decisiones.

Dentro de ellos, está la definición de la fecha para realizarse las primarias. Al respeto, hay que recordar lo que permitió el consenso de la oposición frente a la fecha de febrero de 2012, propuesta por AD: la garantía del premio de consolación para Primero Justicia. Me explico: Primero Justicia fijó como punto de honor establecer garantías para Capriles de optar a la reelección como gobernador en Miranda, si perdía las primarias presidenciales. Acción Democrática se opuso a esta propuesta, pero cedió para destrancar el juego.

A pesar de lo acordado, el pasado lunes la MUD decidió realizar las primarias para candidatos a presidente, gobernadores y alcaldes el mismo 12 de febrero, por lo que deja sin efecto los acuerdos establecidos, donde se respetaba la posibilidad del premio de consolación.

El argumento principal ha sido los costos de las primarias, que según la periodista Yesibeth Rincón en un trabajo publicado en el Diario “Panorama”, tendrán un costo de Bs. 21.800.000,00. Esta decisión generó la respuesta de PJ, los cuales consideran una falta grave haberles quitado la posibilidad de garantizar el control de la gobernación de Miranda.

Las últimas decisiones de la MUD y las dinámicas internas, dejan en claro que el peso de AD es determinante, y orienta las grandes decisiones dentro de la oposición. Nada más parecido a los tiempos del bipartidismo en Venezuela. Propongo entonces, cambiarle el nombre a la MUD, por MAD, Mesa de Acción Democrática. Con ello, se sincera la orientación de sus procesos decisorios: nada menos alejado de la Unidad y evidentemente del carácter Democrático.

Finalmente, con respecto a la reacción de Primero Justicia, me quedo con algunas dudas que analizaré en otra oportunidad ¿La decisión de la MUD generará en un escenario de derrota a Capriles, la posibilidad de ir contra la propia MUD y promover su candidatura fuera de ella? ¿El apoyo que se registra en los estudios de opinión, sobre todo en los de Datanalisis, no son suficientemente confiables (en el último de ellos Capriles duplicaba a Pérez en una relación de 40-20) como para asumir sin miramientos los riesgos de un “no retorno” a la gobernación de Miranda? ¿Por qué reacciona en rechazo a la decisión de la MUD Primero Justicia y no UNT, a sabiendas que esto también afecta la posibilidad que Pablo Pérez sea postulado para la reelección en el Zulia? ¿Quién teme perder las primarias?

La reacción pública de Primero Justicia deja en claro que no tienen la seguridad del éxito de Capriles. Declaró Carlos Ocariz: “nosotros estamos seguros que vamos a ganar el 12 de febrero (…) pero esta decisión es injusta porque le impide a Henrique Capriles Radonski regresarse a su estado”. Insisto, sobre ello, escribiré en los próximos días. Quedo a su disposición a través de mi cuenta twitter @farith15 y el correo enlapolitica@gmail.com.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

SOBRE EL CASO DE LEOPOLDO LÓPEZ

El fallo a favor de Leopoldo López aún ocupa un espacio importante dentro de la agenda pública. Un caso que contó con una decisión convencionalmente expedita en un momento preelectoral en Venezuela, adoptada por una institución que ha estado cuestionada por diversos gobiernos de los Estados miembros, ha generado una controversial decisión. En aras de nutrir el debate, quisiera compartir algunas ideas.

En primer lugar, hay que tener en claro lo decidido en la Corte. Tal como se expresa en el párrafo 100 de la sentencia, “El punto central del presente caso radica en las sanciones de inhabilitación impuestas al señor López Mendoza por decisión de un órgano administrativo”, con lo que la CIDH precisa que no deliberará sobre la inocencia o culpabilidad de Leopoldo López sobre los casos de corrupción por los que se le sancionó en Venezuela. Incluso, en el párrafo 98 lo deja en claro “la Corte no resolverá sobre la culpabilidad o inocencia del señor López Mendoza respecto a las actuaciones irregulares que le fueron imputadas, ya que esto es materia de la jurisdicción venezolana [por lo tanto] determinará si dichas sanciones y sus efectos sobre la presunta víctima son o no compatibles con la Convención Americana.”

A pesar de ello, se ha pretendido difundir una matriz de opinión sobre la inocencia de Leopoldo López de los casos de corrupción que se le imputa, con el interés de confundir a la opinión pública sobre la decisión asumida por la Corte. Dicha instancia no lo declara inocente de los casos de corrupción, ratifica que es materia de la jurisdicción venezolana, por lo que aun cuando el fallo le favorece, sigue siendo culpable de los hechos de corrupción que se le acusa.

Lo que motiva la sentencia de la CIDH a favor de López, es que el proceso por el cual se le sancionó no es compatible con lo establecido en la Convención Americana de Derechos Humanos de 1969, y viola, según sus alegatos, el derecho a ser juzgado penalmente en un tribunal, pues “debería tratarse de una condena, por juez competente, en proceso penal” (párrafo 107).

La decisión adoptada de forma tan expedita por la CIDH implica, entre los aspectos relevantes, que el CNE debe permitir la postulación de Leopoldo López en el proceso electoral en el cual desee participar. Igualmente implica que la Contraloría General de la República deje sin efecto las sanciones administrativas interpuestas por los casos de corrupción. Aun cuando sigue siendo culpable de los casos de corrupción, la CIDH considera que debe permitírsele participar como candidato a cargos de elección popular.

Es preocupante que se genere este precedente. Implica un retroceso en los esfuerzos que diversas naciones hacen en pro de reducir este dañino flagelo. Y es una acción que se ha venido desarrollando en Venezuela, sin desmedro de la tolda o afiliación política.

La decisión de sancionar a López, no se trató, como se ha querido sostener, de una persecución política del gobierno a la oposición. Y así lo dejó claro la Corte en el fallo emitido: “el Estado no es responsable por la violación del derecho a la igualdad” (párrafo 195), por lo que no hay ninguna discriminación por el hecho de pertenecer o no a la oposición.

Por otra parte, está la credibilidad de la CIDH. Y es que los precedentes de decisiones de la Corte frente a sucesos ocurridos en Venezuela, marcan una profunda diferencia en cuanto a la forma como la Corte condujo el caso de López. Me refiero a los sucesos del 27 y 28 de febrero de 1989, donde se pronunció luego de 7 años de haber introducido la demanda por parte de Cofavic, considerando que no se trató de un lesionado, sino más de 300 familias afectadas por la cruel represión del gobierno de Carlos Andrés Pérez. Y llama poderosamente la atención, la forma diligente y convencional de decidir sobre el caso de López, otorgándole un margen de tiempo prudente para participar en las elecciones primarias opositoras.

Pero pesar del precedente, la credibilidad y la cuestionable decisión adoptada, el Estado es firmante desde 1977 de la Convención Americana, tiene representación en la CIDH, participó en el proceso que se desarrolló en el caso de en cuestión, y forma parte del Sistema Interamericano de Naciones. Por ello, las decisiones adoptadas por sus órganos que afecten al Estado de Venezuela son vinculantes, mientras Venezuela forme parte de la O.E.A. o no se denuncie la Convención.

Aún el Tribunal Supremo de Justicia no se ha pronunciado oficialmente sobre el fallo, y el CNE declaró que está a su espera para acatar o no la sentencia de la CIDH. Ello denota lo complejo de la situación, en donde esperamos que las decisiones adoptadas, estén dentro del margen que imponen los intereses de la nación.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

EL 07 DE OCTUBRE DE 2012


La incertidumbre y la ansiedad con respecto a las fechas de las elecciones del 2012, y ahora 2013, llegó a su final. El día martes 13 a principios de la tarde, Tibisay Lucena dio a conocer las fechas en las cuales se realizarán las elecciones: 07 de octubre de 2012 las presidenciales, en diciembre de 2012 las estadales y en abril de 2013 las municipales. Analicemos algunos aspectos generales de los ansiados anuncios.

Adelanto de elecciones

Una de los primeros mensajes que los medios privados, opinadores y líderes opositores han querido calar en la opinión pública, es que hubo un adelanto de las elecciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que para hablar de adelanto se debe tener un referente legal, y en el caso de las elecciones presidenciales, no existe, más allá de la tradición de efectuar las elecciones presidenciales a principios del mes de diciembre.

Por ello, es falso que se haya generado un adelanto de las elecciones presidenciales. Incluso, de haberlo, pudiésemos atribuirlo al hecho de hacer público el calendario electoral con más de un año de anticipación a las elecciones presidenciales. Otrora, la antigua Ley del Sufragio y Participación Política estipulaba en su artículo 152 que debía fijarse con seis meses (por lo menos) de antelación las fechas para las elecciones, y que las mismas debían efectuarse un día domingo de la primera quincena del mes de diciembre del año anterior a la finalización del período correspondiente.

¿A quién le conviene?

Dentro de los criterios más relevantes para analizar a quien le favoreció más las fechas anunciadas, está el tiempo para desarrollar la campaña electoral. Obviamente, los más preocupados en este sentido eran los partidos de oposición. Luego de aceptar que ningún partido opositor por separado tiene la posibilidad de ganarle a Chávez, y que la única forma de tener al menos oportunidad es escogiendo entre todos los partidos opositores a un solo candidato, era necesario efectuar unas elecciones primarias, con lo que un tiempo estrecho entre la fecha de las primarias y la elección presidencial, hubiesen sido perjudiciales.

Desde principios de 2011, se vaticinaba que el CNE respondiendo a los intereses del PSUV y con las elecciones de septiembre de 2010 como antecedente, fijaría las elecciones presidenciales a mediados de año (mes de julio) para restarle tiempo a una oposición que realizaría sus primarias presidenciales en febrero de 2012. Afortunadamente, luego de los anuncios del CNE con algunas excepciones, las diversas toldas políticas y precandidatos dieron a conocer que los casi ocho meses que tienen luego del 12 de febrero, fecha en la que posiblemente se realicen las elecciones primarias opositoras, es suficiente.

Por otra parte, está lo relacionado a la salud del Presidente. Ya se puede leer a diversos analistas afirmando que fijar las elecciones presidenciales en octubre, favorece la posibilidad de realizar una campaña corta que no comprometa la salud del Presidente Chávez. Sin embargo, bajo este mismo criterio, hubiese sido más conveniente fijarla para el mes de diciembre, pues con ello se sumarían más tiempo para la recuperación del Presidente Chávez y poder afrontar los rigores de una campaña electoral. Por lo tanto, afirmar que el supuesto adelanto se realizó para que la campaña favoreciera al “candidato enfermo”, es desestimable.

Considero que a ambos sectores les fueron beneficiosas las fechas anunciadas, en la medida en que los tiempos establecidos se encuentran dentro del área de acuerdos aceptables principalmente por parte de la oposición. Incluso, para una posible maniobra de cambiar la fecha de las elecciones primarias, tendrían tiempo suficiente.

Elecciones separadas

Otro de los acuerdos importantes, fue la celebración no conjunta de los comicios, quedando estipulado que habrán de separación dos meses entre las elecciones presidenciales y las estadales, y cuatro meses entre estas últimas y las municipales. Según lo establecido en el marco legal, sólo se debía considerar la separación de las elecciones municipales de las de los órganos del Poder Nacional, en este caso del Presidente de la República. Sin embargo la decisión adoptada fue separarlas entre niveles políticos-territorales. Ello pudiera generar algunos efectos interesantes.

Inicialmente, la campaña electoral hasta octubre de 2012, va a estar centrada en la figura del futuro Presidente de la República, y los resultados obtenidos van a incidir de forma directa en las elecciones estadales. Por otra parte, las elecciones estadales sólo estarán separadas de las presidenciales por dos meses, lo cual se traduce en que las campañas a gobernadores y diputados a los consejos legislativos van a estar enlazadas a las presidenciales, en donde necesariamente la estrategia de “levantar la mano” asegurará el compromiso político de apoyar en cada entidad federal la campaña del candidato a la presidencia. Esta estrategia será mucho más efectiva en lo que se refiere al PSUV por la cohesión interna en torno a un solo líder, pero generará importantes escollos para garantizar el compromiso de los operadores políticos de los partidos de oposición en cada estado.

Finalmente, los concejales al culminar su período para el cual fueron electos en 2005, habrán cumplido el doble del tiempo para el cual fueron electos (cuatro años), teniendo el CNE que evitar a futuro que este tipo de fallas en el sistema electoral se sigan reproduciendo.

Estamos a un año de las elecciones presidenciales, y el desarrollo de las estrategias desarrolladas por las organizaciones políticas, irán permitiendo mayor claridad en el panorama electoral de 2012. Aún la campaña presidencial no arranca, y será interesante ver cómo operan los tiempos de los diversos procesos electorales. Le invito a seguir disertando sobre estos temas a través de la cuenta twitter @farith15 y la web www.farithfraija.blogspot.com.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

LA OPOSICIÓN EN 4 BLOQUES

Una de las dinámicas internas de la oposición se puede resumir en la frase: si no tienes tu bloque no tienes chance en el 2012. Recientemente, María Machado anunció la creación del suyo, pues al parecer el pavoneo político interno amerita llegar con apoyo que respalde las candidaturas a las elecciones primarias de febrero de 2012 (claro está, de realizarse). Ello deja en evidencia dos aspectos: No hay unidad en la oposición, y lo pragmático privará sobre lo ideológico.

Oposición en 4 bloques

Ya son cuatro los bloques sobre los que se sostiene la oposición, a saber, el bloque socialdemócrata (AD, UNT y ABP), el bloque progresista (PJ, CR, PPT, BR, VP, MAS, PODEMOS), el bloque socialcristiano (COPEI, Convegencia, PV, URD, Uppa) y el recientemente anunciado por María Machado “Unión para Avanzar”. La forma como se han agrupado, responde a dos lógicas distintas, mientras que unos aún se agrupan por razones ideológicas, otros se agrupan por razones pragmáticas.

Los del primer caso, pudiese definirse desde el punto de vista ideológico, a saber los socialdemócratas, los socialcristianos, responderían a esa explicación de agruparse. Y es lógico que se agrupen, pues a lo interno lo que existen en un reencuentro entre recientes facciones de los partidos originarios. O sea, “los hijos se reencuentran con sus padres”.

Pero en cuanto a los otros dos bloques, la lógica sería otra, muy similar al fenómeno que se estudió en Francia en los años 70, los partis attrape tout (partidos atrapa todo). Su “unidad interna”, responde más a los intereses de los líderes de cada agrupación política de mantenerse unidos para lograr mayores prebendas en procesos de negociación futuros, sobre todo en las candidaturas regionales y locales. En torno a María Machado, la conformación de un bloque de pequeños partidos, en algunos casos partidos que se conforman con no más de 10 militantes, básicamente responde a la necesidad de demostrar que se tienen apoyo político, así sea de movimientos muy modesto en cuanto a su capacidad de movilización.

¿Ideología partidista?

Atrás quedó, en un pasado que se asocia a un siglo que feneció, la identidad ideológica de los partidos que hoy conforman la oposición. Con estupor se contempla la unión de bloques opositores en donde internamente conviven líderes y agrupaciones con una base ideológica originaria muy disímil. Un caso particular es el del bloque progresista, en donde coexisten los partidos Causa R y Primero Justicia, los que las diferencias en cuanto a concepción política e ideológica dejaron a un lado, con tal de lograr acceder al poder en las elecciones venideras.

Lo que ha privado internamente ha sido las negociaciones para repartirse los apoyos a las gobernaciones y alcaldías, y ahora se suma a los intereses de permanecer unidos, no sólo la confrontación con el PSUV, sino la confrontación interna entre opositores de cara a los procesos electorales internos.

En otras palabras: internamente la oposición se divide en grupos para confrontar entre opositores, y externamente se pretende unificarse para confrontar a Chávez. Ello refuerza la tesis que establece como único factor común de la oposición, al presidente Chávez.

Pudiese más de uno desprevenido caer en la trampa de la “pluralidad interna de la oposición” como la garantía del carácter democrático. Incluso, reforzado cuando se compara con lo que sucede en la acera del frente, donde existe una real unidad en torno a Chávez. Sin embargo, el carácter democrático no debe caer en la simplicidad de la comparación entre casos, sino en la correspondencia con los parámetros teóricos que modelan a la democracia.

Por otra parte, la pluralidad lo que deja claro es que no ha sido posible conciliar en una visión de país o en un proyecto político, al menos hasta el momento, en donde se establezca un plan de gobierno mínimo, pues lo único que tienen como visión de país, es uno donde Chávez no siga gobernando.

martes, 23 de agosto de 2011

EL REMAKE DE AD VS. COPEI

Dentro de la oposición, pareciera que los candidatos a las primarias presidenciales, están completos. Sin embargo, falta tiempo para dilucidar si algún otro político o empresario del país tome la decisión de participar en las primarias opositoras, o quizás sin participar, presentarse a las elecciones presidenciales del 2012. Pero, ceteris paribus, podemos avizorar un panorama más completo, pues ya el Bloque Socialdemócrata, el más importante de la MUD, decidió su candidato. Pero aún queda mucho tiempo para hacer análisis prospectivos con respecto a lo que va a suceder.

Sin embargo, hay algunos analistas que se han adelantado a afirmar que las elecciones primarias presidenciales se van a polarizar entre los candidatos de mayor preferencia electoral actualmente, me refiero a Henrique Capriles y Pablo Pérez. Creo que es muy apresurado hacer este tipo de precisiones, sin embargo, es la opinión de un gran número de opositores.

Basándome en ello, pudiésemos hacer algunos análisis del significado que representará para la oposición, de ser Capriles y Pérez, los dos candidatos en los cuales se polarice las elecciones primarias de febrero de 2012, claro está, de llegar a realizarse. Sostengo que una disputa electoral entre ambos, representa un remake de la oferta electoral bipartidista entre AD y COPEI, por lo que nominalmente pudieron haber cambiado, pero sustancialmente es lo mismo. Tanto es así, que incluso algunas estrategias electorales, que otrora utilizaron adecos y copeyanos en campañas presidenciales, se están retomando, claro, con un sólo detalle, el país, definitivamente no es el mismo.

¿Quién representa al pasado?

En diversas oportunidades se ha endilgado, tanto en la oposición como en el chavismo, el remoquete de "dinosaurios" a los dirigentes del Bloque Blanco Socialdemócrata, especialmente por su líder más visible Henry Ramos, así como aquellos ligados a la vieja guardia de COPEI. Pero, a pesar de su edad, ¿Son ellos los únicos que representan el pasado?

Hurgando un poco en el origen político de Pérez y Capriles, nos encontramos con que ambos forman parte del remake de Acción Democrática y Copei. Capriles, inicia su carrera política en la juventud de Copei, llegando incluso a ser diputado al extinto Congreso de la República de Venezuela, como candidato del partido verde. Fue en el 2000, cuando forma parte de los pioneros del Movimiento Primero Justicia, con jóvenes provenientes de la juventud de Copei.

Algo similar, sucede en el caso de Pablo Pérez, pues sus inicios políticos fueron en Acción Democrática, donde militó hasta pertenecer a Un Nuevo Tiempo, cuyo fundador es su mentor político, me refiero a Manuel Rosales, quien le ha llevado de la mano hacia su primera derrota como candidato a Alcalde, y como gobernador, por cierto, siempre contra el mismo contrincante del PSUV, Giancarlo Di Martino.

Tanto Primero Justicia como Un Nuevo Tiempo, representan el mismo bipartidismo adeco-copeyano, pero con la cara lavada, con nuevas siglas, nuevas figuras, nuevas estrategias, pero las mismas dinámicas y el mismo perfil de partido. Acción Democrática y UNT, un partido con mayor presencia en las zonas populares y con un bastión electoral importante en Maracaibo, Copei y Primero Justicia, un partido de élites y de cuadros, con menos presencia en zonas populares, pero si entre la clase media y alta. ¿Qué es lo viejo y lo nuevo? Es simplemente un remake de los partidos políticos tradicionales.

La idea del cambio vs. el hombre que camina

Me ha llamado la atención, y creo que otros analistas y articulistas han opinado lo mismo, lo curioso del eslogan de Pablo Pérez “Camina, camina y no discrimina”. Es inevitable recordar el eslogan “ese hombre si camina, va de frente y da la cara” de Carlos Andrés Pérez para las elecciones presidenciales de 1973 y 1988. Pero el asunto no queda ahí.

¿Acaso es casual lo de “El tigre es el cambio” de Eduardo Fernández, eslogan usado durante la campaña para la presidencia en 1988 y “la fuerza del cambio” de Capriles? Incluso, la estrategia de mostrarse cercano a las clases populares, con el agua hasta la cintura, barbado, abrazando a una afro descendiente barloventeña, me recuerda a la estrategia electoral de Eduardo Fernández, el cual incluso llegó a dormir en un “rancho”. Estas dos “casualidades”, son visos de lo que cada uno y en su conjunto representan: un remake del bipartidismo blanco-verde, y una remozada disputa entre los mismos partidos tradicionales puntofijistas.

Podemos finalizar mencionando, que ambos son gobernadores de importantes estados desde el punto de vista electoral, son generacionalmente contemporáneos, uno es casado y otro soltero (tema que de seguro será considerado para la construcción de la imagen del candidato), son líderes de los dos partidos políticos opositores con mayor apoyo y poder político, uno tiene un pasado de dudosa conducta democrática, y el otro es delfín de un prófugo de la justicia acusado de hechos de corrupción. Los opositores, de seguro tendrán la ardua labor de escoger entre alguno de ellos, o quizás un tercero o tercera, que se cole por la baranda de una alternativa distinta a las mismas de siempre.


miércoles, 17 de agosto de 2011

“EL PLAN B: ¿UN MITO?”

En estos días los debates sobre las estrategias de un posible plan B de la oposición de cara a las elecciones de 2012, han caracterizado las contiendas políticas. A través de mi cuenta en twitter @farith15, recibí mucha información respecto a los argumentos que se han esgrimido desde ambos sectores de la política nacional. En diversos espacios de opinión, medios de comunicación, e incluso en la Asamblea Nacional, el tema ha sido duramente debatido, generándose acusaciones peligrosas en caso de demostrarse pruebas válidas ante las instituciones competentes.

Sin embargo, me hago la pregunta que quizás muchos venezolanos y venezolanas se harán, ¿Hay suficientes pruebas para afirmar que la oposición prevé un plan B en caso de no ganar las elecciones presidenciales de 2012?

Quisiera analizar algunos antecedentes sobre acciones que en el pasado desarrollaron factores de la oposición venezolana, para activar un “plan B” alterno al juego de la democracia, que van desde el ataque al Consejo Nacional Electoral (CNE) hasta la búsqueda de financiamiento externo para sostener la oposición a Chávez.

Atacar al árbitro

Es curiosa la forma como la oposición se ha relacionado con el ente comicial. Justo antes de celebrarse nuevos comicios, inician acusaciones hacia el CNE acusándolo de vulnerar el secreto al voto, intimidad al elector, manipular la data electoral, y obviamente realizar “fraudes selectivos”.

En los meses previos a las elecciones en diciembre de 2012, empezaron a denunciar supuestas irregularidades. Ahora el tema es la incorporación de nuevas captahuellas y la digitalización de los cuadernos electorales, y por supuesto la vulneración del secreto al voto. Por otra parte, en diversos procesos, han declarado fraude y parcialidad hacia el PSUV, claro está, cuando no son favorecidos con el voto popular. Pero, ¿ha sido la misma actitud cuando sí han sido favorecidos?

Revisemos este caso. El Alcalde del Municipio Sucre del Estado Bolivariano de Miranda, Carlos Ocariz, fue derrotado electoralmente en el año 2004 luego de obtener un 47% de los votos, frente al 51% obtenido por José Vicente Rangel Ávalos. Inmediatamente, fueron cuestionados los resultados. El 02 de noviembre de 2004, el diario El Universal publicaba una nota donde se expresaba lo siguiente: “para Ocariz, el anuncio del CNE no coincide con las actas escrutadas” (...) “Juan Carlos Caldera, abogado de Primero Justicia, solicitó ante el CNE que no se decretara ganador a ningún candidato hasta que no se coteje 100% de las actas, debido a dudas razonables”. Por su parte, Leopoldo López, para el momento militante del Primero Justicia, afirmaba que “El CNE está al margen de la ley”.

Cuatro años después, frente a Jesse Chacón (PSUV), Ocariz obtiene la victoria con un 56% de los votos, frente a 44% obtenido por Chacón. El 24 de noviembre de 2008, reseñó el mismo diario El Universal la frase de Ocariz: “Hoy Petare habló". Curioso fue, que en ningún momento de su discurso fue cuestionada la actuación del CNE.

La agitación castrense.

Dentro de las estrategias de la oposición de agitar y movilizar los diversos sectores de la sociedad venezolana, para recuperar el apoyo que en alguna oportunidad tuvieron antes del 2004, encontramos las dirigidas hacia el sector militar. El mensaje ha sido muy similar al que quisieron dar en 2001, con el caso de las prendas íntimas femeninas entregadas en sobres a oficiales de alto rango. Ahora, el argumento es que se quiere eliminar a los componentes militares, para desplazarlos por las Milicias Bolivarianas. Esto conformaría un plan que el Presidente Chávez tiene para dividir progresivamente la Fuerza Armada. La intención es clara: crear malestar interno.

El 10 de mayo de 2004, el ex presidente Carlos Andrés Pérez, declaraba desde Miami que: “el descontento es mayoritario entre los miembros de la Fuerza Armada Nacional. En cualquier momento podemos enfrentarnos a una acción de la fuerza armada venezolana". ¿Alguna coincidencia con las declaraciones realizadas recientemente por algunos voceros de la oposición?

Por otra parte llama poderosamente la atención la mención selectiva que al declarar sobre el tema hace Antonio Ledezma de la Guardia Nacional, cuando brindó declaraciones al respecto señalando que "¿Quiénes son los que tienen con sueldo de hambre a soldados y Guardias nacionales?”

Como lo recogió Mirtha Rivero en su libro “La rebelión de los náufragos” cuando entrevistó a Carmelo Lauría “la garantía para la estabilidad democrática, desde el punto de vista de las acciones militares contra el Presidente, es la Guardia Nacional.” No es casual la mención de Ledezma.

El financiamiento externo

Si algo permitió la develación de fue dejar al descubierto las relaciones hasta el momento oscuras de las embajadas norteamericanas con factores de oposición en Venezuela. Comentemos algunos de ellos.

Según un cable de septiembre de 2009, Ismael García, Juan José Molina y Ricardo Gutiérrez se reunieron con el Embajador de los Estados Unidos en Venezuela, Patrick Duddy, para solicitar financiamiento a Podemos, a través de recursos provenientes del Nacional Endowment for Democracy (NED) u otros fondos del gobierno estadounidense. Luego, en fecha reciente Didalco Bolívar, compañero de partido de Ismael García, lo acusaba de recibir recursos de sectores económicos privados (9MM$) con la finalidad de negociar candidaturas a las elecciones regionales venideras.

Por su parte, en el 2006, El ex embajador de EEUU en Venezuela, William Brownfield, señaló que un grupo de dirigentes de AD encabezados por Henry Ramos Allup le manifestaron su interés de recibir financiamiento. Igualmente acotaba que “La principal estrategia de Ramos ha sido intentar conseguir la ayuda de la comunidad internacional”.

Otro caso se registra en 2010, donde Miguel H. Otero (Diario El Nacional), Nelson Mezherane (Globovision) y Guillermo Zuloaga (Globovision), se reunían de forma frecuente con el embajador Patrick Duddy. Al menos, con el Director de El Nacional, hubo una referencia directa a la solicitud de financiamiento para evitar la quiebra del diario en abril del 2011. Como bien sabemos, no quebró, y por el contrario la fiesta de su 68 aniversario fue apoteósica.

No podemos afirmar que en todos los casos señalados, efectivamente se concretó el financiamiento. Sin embargo, la intención de recibir recursos del gobierno norteamericano es clara. Y obviamente, estas ayudas van condicionadas a responder a los intereses del financista.

Usted evalué a la luz de los hechos que sucedieron, y por su puesto los venideros, si existen o no antecedentes sobre diversas configuraciones de “planes B”, que se han activado en el contexto electoral. Esperemos que en esta oportunidad, no los anime estrategias que vulneran las bases de la democracia venezolana.

martes, 2 de agosto de 2011

EL BLUFF DE LA TARJETA UNITARIA

Luego de conocer la decisión tomada por la Mesa de la Unidad con respecto a la creación de la tarjeta unitaria, quedó evidenciada la distancia de los que dirigen la oposición en Venezuela y los opositores de base. ¿Es relevante para el opositor que los líderes de los partidos que conforman la MUD se detengan en discutir si mantienen o no sus parcelas, o por el contrario se presenta una sola tarjeta? De considerarlo importante, ¿A quién y entre quiénes se decidió la conveniencia o no de las propuestas presentadas? ¿Se le propuso a los electores de oposición discutir u opinar al respecto? ¿Y la variable calendario electoral?



La tarjeta unitaria… ¿y?

Las opiniones que leí al respecto, provinieron de los pocos opinadores que pretendieron explicar los aspectos tecnicistas en que se subsume la oposición para decidir entre una tarjeta única u otro tipo de instrumentos electorales para presentarse a las elecciones de 2012. A pesar de la diversidad de argumentos y elementos procedimentales, lo que quedó muy en claro es que unas posturas favorecían a aquellos que pretenden conservar su carácter no unitario pero aprovecharse del espacio de la Unidad para obtener el máximo beneficio posible, que no pudiera conseguirlo de actuar como un partido opositor individual; y otros quienes querían aprovechar la tarjeta única para seguir ejerciendo el poder por capacidad de liderazgo, y no por apoyo electoral.

Finalmente la decisión adoptada fue anunciada el 30 de julio: dado que no hubo acuerdo para una tarjeta única, entonces la MUD decidió presentar su propia tarjeta, con la esperanza que: 1. los otros partidos la apoyen, 2. aquellos electores que no poseen simpatía electoral por los partidos opositores pero quieren votar en Contra de Chávez tengan una alternativa, 3. No comprometer la “identidad de partido” de quienes conforman la MUD. Pero lo que no se contó como las bondades de esta decisión, es que también se deja abierta la posibilidad que la Unidad presente un candidato y los partidos opositores otros, en caso de no haber mayores acuerdos luego de conocerse los resultados de las elecciones primarias, o de cambiar las condiciones del entorno político de cara a 2012.

Pero el elector que observa el desarrollo de las guerras intestinas de los líderes opositores, sigue siendo un simple expectante de lo que deciden aquellos que pretenden ponerse de acuerdo para liderarlo. El rol del opositor de a pie, pues es ese: contemplar. Luego, tal foca: aplaudir en señal de aceptación, reconocimiento y beneplácito. Y luego tal cuarto republicano: votar. Esa es la democracia que tanto defienden, y promueven desde la oposición, la democracia delegativa en donde los ciudadanos simplemente delegan en sus “representantes” (quisiera saber quien eligió a la directiva de la MUD) la capacidad de decidir.

La variable calendario electoral.

Por otra parte, las decisiones adoptadas, también incluyen la exclusividad del uso de la tarjeta unitaria para las elecciones presidenciales. Ello, le da un valor prioritario al único factor que une a la oposición: Salir de Chávez. Pero también le resta importancia a la “unidad” para las elecciones regionales y locales. Por ello me pregunto, ¿Qué sucedería si el CNE decide que las elecciones regionales y locales precederán a las presidenciales?

Hay algunas evidencias que me permiten aseverar que el tema de las primarias a los niveles estadales y municipales está generando un alto nivel de conflictividad en el seno de la oposición. Incluso, luego de las confidencias sobre algunos acuerdos de no celebrarlas, y los procesos de negociación que se han desarrollado para evitarlas en algunos municipios y entidades federales, dejan en claro la alta dispersión que existe en estos niveles en torno al tema de las elecciones primarias, y obviamente a la posibilidad de presentar candidatos unitarios.

Considero que de preceder las elecciones estadales y municipales, las luchas internas para la decisión de los candidatos opositores a los diversos cargos a elegir (gobernadores, alcaldes, concejales y diputados legislativos), profundizaría los conflictos internos por las apetencias individuales de los partidos que conforman la MUD, y ello generaría un desgaste profundo de los pocos acuerdos alcanzados a nivel de las presidenciales.

Muchos aspectos en torno a las elecciones de 2012 quedan aún por definirse, y algunas decisiones que se han tomado de forma desmesurada, pueden generar escenarios no previstos. Pero lo que es cierto es que la pugna entre oposición y gobierno no ha trascendido de lo meramente electoral. ¿Qué programa de gobierno alternativo proponen los opositores? Es una pregunta que aún espera por respuesta.

miércoles, 27 de julio de 2011

HACIA DÓNDE VA LA OPOSICIÓN


A seis meses de haber pautado sus elecciones primarias, la oposición da signos de contradicciones que evidencian un conjunto de nuevos dilemas que se trazan en el futuro mediato. Lo he venido analizando en otros artículos, donde he dejado en claro que ni las primarias están seguras, ni mucho menos la unidad opositora. Las estructuras e instituciones que se habían diseñado para decidir sobre el único aspecto que garantiza la permanencia bajo los términos de Unidad, parecen estar cediendo frente a los intereses individuales de algunos partidos y líderes que han generado su desgaste prematuro. ¿Cuáles son esos dilemas de los factores opositores a Chávez? ¿Qué ha pasado con las instituciones que generaban la certeza de presentarse “unidos” al proceso electoral de 2012? ¿Cuáles son las estrategias de los principales partidos y líderes de la oposición?

La ilusión de armonía y el desencanto de la MUD (¿o MAD?)

Uno de los primeros dilemas que se han presentado de cara al 2012, es el control que paulatinamente han ido capitalizando los adecos dentro de la MUD. En algunos casos MUD es igual a MAD, o sea ya no es la “Mesa de la Unidad Democrática” sino la “Mesa de Acción Democrática” (considérese de acción democrática el partido madre y sus retoños –Un nuevo Tiempo y Alianza al Bravo Pueblo).

Obviamente, ha generado esta situación un enfrentamiento permanente con los otros factores de poder, principalmente con Primero Justicia. De ello no escapan las confrontaciones con el bloque social cristiano, y obviamente con los “líderes sin partido en Venezuela” como María Machado.

Por otra parte, el hecho de haberse constituido como el espacio que representa la unidad opositora, generó altas expectativas sobre el desempeño de la MUD en los asuntos de orden político, económico y social de Venezuela. Por el contrario, ha quedado MUDA frente a la problemática del país, generando un desencanto entre los opositores, quienes esperan más de lo que naturalmente ocupa a la MUD, que es definir los mecanismos para decidir quiénes son los candidatos que enfrentarán a Chávez y los otros candidatos del PSUV en las elecciones venideras.

Las incómodas primarias

Una de las instituciones que garantizaban la unidad en la oposición fueron las primarias. Este mecanismo que permite definir a candidatos únicos al proceso electoral de 2012, electos para representar a un conjunto variopinto de partidos que tienen como factores comunes el deseo de derrotar a Chávez, y la imposibilidad cuantitativa y cualitativa de no lograrlo de forma individual pues no tienen el apoyo popular necesario, se ha convertido en una camisa de fuerza que aprieta e incomoda.

En primer lugar, las dinámicas de las primarias desde su concepción instrumental, han sido manejadas por los intereses adecos. La fecha, por ejemplo, fue pautada para febrero de 2012, con la finalidad de generar el desgaste necesario al candidato de Primero Justicia, quien jugó posición adelantada y se apresuró con su candidatura. Igualmente, se pautó en esa fecha y no antes, como era la opinión generalizada dentro de la oposición, para tener el tiempo suficiente de decidir el candidato del bloque blanco socialdemócrata, que se debate entre apoyar Manuel Rosales, Antonio Ledezma o Pablo Pérez.

En segundo lugar, en algunas entidades federales y municipales, han sido utilizadas para acentuar el control de la M“AD” frente a gobernantes de otros partidos. Caso singular ocurre en el municipio Los Salias del estado Miranda, donde la M“AD” ha utilizado las primarias para debilitar la unidad opositora y minar las bases de apoyo electoral del actual alcalde Ovidio Lozada, quien tiene bastante comprometida la posibilidad de ser electo como el candidato opositor en las elecciones venideras.

Frente a ello, los precandidatos opositores a las presidenciales, han empezado a generar nuevos espacios. Por ello, se desarrolló una particular reunión el pasado 26 de julio. Las declaraciones ofrecidas desde ese espacio por Oswaldo Álvarez, abre la posibilidad de no ir a primarias, sino utilizar el consenso para la elección del candidato que enfrentará a Chávez. Al respecto me surgen dos inquietudes, la primera es ¿En qué se diferencia esta propuesta de la cooptación como método de elección interna?, y lo segundo es ¿Será realmente el interés de los opositores reunidos afinar estrategias para combatir a Chávez en las elecciones de 2012, o al candidato adeco en las primarias de febrero de 2012?

Uno de los grandes ausentes en esta reunión fue Henrique Capriles. Sin embargo, asistió Leopoldo López. Es importante acotar que el dirigente nacional de Voluntad Popular, e inhabilitado para participar en las elecciones de 2012, está actualmente en un proceso de negociación con Henrique Capriles, quien estudia la posibilidad de renunciar de las filas de Primero Justicia, para ingresar en el novel partido Voluntad Popular. Ello motivado al poco apoyo que ha recibido en la pre campaña electoral, las arbitrariedades de Borges en el ejercicio del control del partido, y la imposibilidad de presentarse a la gobernación de Miranda como candidato de perder las primarias presidenciales, pues ya está definido que quien ocupará este rol por el PJ es Carlos Ocariz.

Ésta situación cambiaría las relaciones de poder dentro de la debilitada unidad opositora, y le daría un espacio importante a Voluntad Popular que pese a haber obtenido un 0,9% del apoyo popular en sus elecciones internas, le otorgaría un hito de arrancada espectacular.

Frente a esta situación, Hinterlace da a conocer en su más reciente estudio de opinión, que el presidente Chávez ha aumentado en 13 puntos su popularidad en los últimos 8 meses, y el propio presidente ratifico su participación como candidato a la reelección el 2012. Todo marcha bien.

martes, 19 de julio de 2011

IMPUNIDAD VS. INMUNIDAD

En Venezuela, como en gran parte de los países con sistemas de gobierno democráticos, se consagran los privilegios parlamentarios. Según la profesora Norma Paz, “nacen en Inglaterra, estos protegían, tanto a la persona del parlamentario como a su familia y a sus sirvientes. En sus orígenes aparecen estos como una consecuencia de las luchas que sostuvo el Parlamento inglés frente a la Corona, aquél necesitaba de ciertas libertades frente a las presiones del poder ejecutivo y del poder judicial, que en cierta forma era una dependencia del monarca.”

Actualmente, forman parte de beneficios heredados, al menos en nuestro país, del temor infundado en el nacimiento de nuestra democracia, donde ciertas prerrogativas protegían a los parlamentarios de ser perseguidos o enjuiciados por funcionarios de otros poderes públicos, sobre todo por emitir opiniones o acusaciones contrarias a los gobernantes de turno.

Sin embargo, ha sido sujeto de revisiones por parte de organizaciones mundiales, pues, se ha extendido su uso abusivo para burlar las instancias judiciales. Según la Global Organization of Parliamentarians against Corruption (GOPAC) “La inmunidad parlamentaria ha sido algo controvertido en algunas jurisdicciones debido a la posibilidad de abuso. En algunos casos, un miembro puede usar tal inmunidad para evitar ser procesado por acciones no relacionadas con sus obligaciones parlamentarias.” Esta situación ha motivado el desarrollo una investigación promovida por la GOPAC, con la finalidad de estudiar los temas relacionados con la inmunidad vs. la impunidad.

Al respecto, recientemente se dio a conocer la decisión de la sala plena del Tribunal Supremo de Justicia, sobre la solicitud de acusación por homicidio intencional a Michael Ferrandina, diputado por el partido Copei al Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Miranda, del cual actualmente preside, y la solicitud de suspensión del proceso por parte del mismo diputado, alegando que goza de inmunidad parlamentaria.

La Sala Plena, con tres votos salvados, declaró no procedente la inmunidad parlamentaria, pues al momento de ocurrir el suceso (22 de marzo de 2000) por el cual se le imputa, y donde falleció Cristóbal Rafael García Blanco, el actual presidente del CLEBM, era concejal del municipio Tomás Lander (Miranda).

Lo curioso de este suceso, es que en 2004, el diputado Ferrandina solicitó que se suspendiera el proceso, pues al ser electo diputado estadal, gozaba de inmunidad parlamentaria, por lo que no podía seguir siendo juzgado. Esta situación, puede ser evaluada como una evidente pretensión de distorsión de los privilegios parlamentarios, que en nuestro país, no sólo son de goce por parte de los diputados a la Asamblea Nacional, sino también de los diputados a los Consejos Legislativos, tal como se establece en el artículo 162 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Por otra parte, llama la atención el silencio de los medios de comunicación locales y nacionales sobre este suceso, pues a pesar de ser un caso del 2000, actualmente acaba el TSJ de tomar una decisión que puede afectar al Presidente del Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Miranda. Igualmente, resalta el silencio del partido COPEI, pues Michael Ferrandina es diputado por el partido verde.

Considero que la inmunidad parlamentaria, garantiza la autonomía de los parlamentarios frente a las presiones que desde otras instancias puedan pretenderse. Sin embargo, tal como lo establece la GOPAC en su Segunda Conferencia Mundial en Arusha, Tanzania “un sistema de inmunidad parlamentaria puede obstaculizar la acusación legítima por acciones criminales, e incluso ofrecer protección a parlamentarios corruptos que abusan de su afiliación al parlamento para beneficio personal.”

Es importante que se retome el tema de los privilegios parlamentarios en Venezuela. A pesar de estar establecido en nuestra Constitución, ésta diferenciación por privilegios, puede situar a algunos ciudadanos por su condición de diputados por encima y al margen del marco legal, creando ciudadanos con derechos y deberes distintos a los de la mayoría.

Finalmente, espero que no sea objeto de politización este caso, ni de huelgas de hambre, ni estudiantes pidiendo “justicia”. Por el contrario, hacemos votos desde este espacio, para que las instancias competentes y el Diputado Ferrandina, logre aclarar tales acusaciones, por demás graves.