miércoles, 20 de abril de 2011

EL JUEGO ELECTORAL (I DE II)

En enero de 2011, arrancó la campaña electoral de la oposición. No me refiero a las fases clásicas de una campaña electoral de presentación, confrontación y aclamación de un o unos candidatos. Me refiero a la conquista de un electorado que ha sido fluctuante para la oposición, el cual necesitan de cara a las presidenciales del 2012. Para ello, se han adelantado un conjunto de acciones estratégicas las cuales pretendo analizar en dos entregas, iniciando por el tema de la reconexion de la oposición a través de las actividades de calle.

LA RECONQUISTA DEL ESPACIO PERDIDO.
La movilización política de la oposición hace 10 años, no tiene punto de comparación en años posteriores. Las marchas y concentraciones convocadas por partidos políticos de oposición y las centrales empresariales y sindicales, eran concurridas de forma extraordinaria, movilizando grandes sectores principalmente de las clases A, B y C (que representaban para el momento un 25% de la población venezolana). Ello contrasta con la marcha convocada para celebrar el 23 de enero, donde los medios privados y públicos monstraron imágenes muy desalentadoras para los opositores que no lograron aglutinar un número suficiente de personas para marchar, y optaron por una concentracion improvisada.

Esa pérdida progresiva del apoyo electoral se debe en parte a malas decisiones de los lideres de la coordinadora democrática (los mismos que hoy lideran la Mesa de la Unidad Democrática), que produjeron un descontento en sectores opositores causando la desmovilización política, aunado a las posteriores derrotas electorales. La más importante de ellas, la reeleccion presidencial, donde Hugo Chávez obtuvo el 63% frente a un 37% del candidato Manuel Rosales, quien por cierto figura como el abanderado para las elecciones de 2012 por el partido Un Nuevo Tiempo.

Y a pesar del revés electoral que sufrió el PSUV, que se estrenaba como nuevo partido de gobierno en 2007, cuando en el referendum constitucional la oposicion le aventajó en la propuesta del NO con un 1,4% no pudieron mantener el apoyo electoral, pues dos años después en el referéndum para la enmienda constitucional obtuvo la aprobación de la propuesta del PSUV un 10% más (55%) que lo obtenido por el NO opositor (45%). Obviamente, es de considerar el impacto de las acertadas decisones de política pública implementadas desde el gobierno nacional, donde resaltan las misiones sociales, que le permitieron incluir a grupos extensos de habitantes, en el goce de sus derechos ciudadanos.

De cara a las elecciones de 2012, donde se van a renovar o reelegir los poderes ejecutivos de los tres niveles político territoriales del país, así como los poderes legislativos a nivel estadal y municipal, la estrategia ha sido la reconquista de ese espacio perdido: la calle. Han empezado a incitar la movilización en sectores muy importantes para el país y altamente confrontativos con el gobierno nacional. El sector educación y salud, acoge un importante número de empleados, siendo las nóminas más abultadas del sector público. Y ha sido justo donde han iniciado las acciones de agitación, a mi entender, con resultados muy modestos y torpezas imperdonables.

Primero, el agotamiento del recurso huelga de hambre. Sin caer en la descalificación burda, es sorprendente como a través de los medios de comunicación hemos visto huelgas de inanición prologandas que superan los 30 días. Pareciera que la creatividad ha llegado a un punto muerto. Ya el recurso se agotó y no da el resultado de victimizacion esperado.

Segundo, el poco apoyo del resto del sector educación y salud, que más allá de contar con algunas figuras lideres aliadas, no logró la expansión y el apoyo esperado. Tercero, la falta de apoyo de los lideres opositores, quienes han estado repartiéndose prebendas electorales y encarnando guerras intestinas, manteniéndose alejados del acontecer nacional. Tanto es así, que han descuidado espacios reconquistados, como lo es la Asamblea Nacional, donde escasean sus propuestas legislativas, justificado con la mampara de la habilitante o el reglamento interior y de debates.

Los únicos que capitalizaron exitosamente las exigencias alcanzadas en las huelgas de hambre, fueron los jóvenes de JAVU, quienes convirtieron su victoria pírrica en un logro importante. No podemos agruparlos a los estudiantes opositores, pues a pesar de los éxitos alcanzados, las torpezas cometidas rehuyendo al debate y descuidando las estéticas de la huelgas de hambre afectaron el impacto de lo obtenido.

Sin embargo, es exclusivamente el sector estudiantil el único que la oposición ha logrado movilizar con éxito, transformándolos en su vanguardia. En un pasado quedaron los sindicatos de trabajadores o sectores empresariales, que aglutinaron una importante masa de personas, y cuyas decisiones comprometen la actividad comercial del país.

Este factor es decisivo para comprender la pérdida sistemática de la capacidad de movilización y la presencia en la calle. Si bien durante los años 2001, 2002 y 2003 la incidencia de las centrales de trabajadores y empresarios del país era absoluta, llegando incluso a poner en jaque la continuidad del hilo constitucional y la permanencia de Hugo Chávez en la presidencia del país, actualmente sus representantes tienen una cobertura mediática marginal en sus posturas públicas frente a acciones gubernamentales. La acción política de los partidos y movimientos sociales cercanos al gobierno nacional, lograron con éxito el cometido de dividir y crear instancias alternas frente a las centrales de trabajadores y empresarios. Entonces cabe la pregunta ¿Más allá de los estudiantes, a quien pueden actualmente movilizar los opositores?

Hay una nueva modalidad de agrupamiento por parte de los factores políticos opuestos al gobierno. Se trata de la asociacion de personas frente a temas de gestión pública, al estilo de comité de usuarios o afectados de determinados servicios. Sin embargo, su alcance ha sido muy modesto, y no hay hitos o logros concretos alcanzados.

En una próxima entrega estaré abordando los otros dos temas restantes. Agradezco los correos que me han hecho llegar a través de la dirección enlapolitica@gmail.com y sus siempres interesantes comentarios a través de mi cuenta en twitter @farith15. Igualmente los invito a escuchar mi programa "por la calle del medio" que se transmite en la emisora La Cima 96.7 fm de lunes a viernes entre las 8 y las 9 de la mañana, para quienes quieran públicamente compartir sus ideas.


No hay comentarios: