martes, 10 de enero de 2012

LA CULPA ES DE LA VACA


Desde el año pasado, los opositores que se agrupan en la MUD, han intentado justificar un resultado no deseado del desarrollo de las elecciones internas opositoras el 12 de febrero. Lo último, fue denunciar que el gobierno nacional pretendía sabotearlas con la marcha del día de la Juventud. Pareciera que la oposición está buscando justificaciones que permitan endilgarle a factores externos, un escenario desfavorable en el desarrollo de sus elecciones internas, y sobre ello quisiera compartir con ustedes algunas precisiones al respecto.

El costo de las elecciones
La primera variable que se esbozó en cuanto a las dificultades que el gobierno le ponía al desarrollo de las “primarias”, fue la no gratuidad del proceso. Su principal argumento se sustentó en el artículo 67 de la Constitución la cual establece que es un derecho político la selección interna de los representantes y candidatos a elección popular. Sin embargo, el CNE ha aplicado un principio de igualdad, y todas las organizaciones política que deseen realizar sus elecciones internas, deben cursas los mismos trámites.
Por otra parte, las elecciones que pretende realizar la oposición son elecciones entre-partidos no intra-partidos. En caso que existiese la obligación por parte del Estado de financiar elecciones primarias, éstas no aplicarían, pues no se trata de escoger dentro de un partido los candidatos a una elección popular (como por cierto, no se hizo en ningún partido de oposición), sino de escogerlos entre un grupo de partidos.

El apoyo del CNE
Un segundo aspecto, ha sido denunciar el supuesto riesgo de no prestar apoyo técnico al proceso de primarias, con lo que se estaría saboteando la elección. Este argumento ha sido desmentido por Teresa Albanes, declarando que “No hay manera que el proceso sea perturbado. Las mesas serán controladas por la comisión de primarias”. Sin embargo, en diversas oportunidades voceros opositores, han querido señalar que el CNE busca entorpecer las elecciones internas opositoras. Cabe la pregunta de, porqué si hay desconfianza, recurrieron a este organismo para realizar sus primarias.

La convocatoria
Recientemente en una entrevista que se realizara en noticias24 radio a Alfredo Keller, declaraba que en las primarias “técnicamente no hay capacidad para que voten más de 2 millones de personas”, refiriéndose a las limitantes que el CNE le impuso a la MUD. Igualmente, reseñaba lo suscitado en Francia en las elecciones de octubre de 2011, donde el Partido Socialista Francés logró una participación de 1.5 millones de franceses, por lo que una participación de 900 mil votantes en las elecciones internas opositoras en Venezuela, sería un éxito.
En primer lugar, la MUD alquiló los servicios del CNE bajo sus propios criterios, por lo que las limitantes técnicas fueron las mismas que se autoimpusieron. En segundo lugar, la referencia de las primarias en Francia está circunscrita a las elecciones de un partido (PSF), no de un grupo de 48 organizaciones políticas y 1.108 candidatos.
La oposición se ha establecido una cifra esperada entre 2 y 2,5 millones de electores, lo que representa un 11% de la población electoral venezolana, y un 22% de los votos obtenidos por la MUD en las pasadas elecciones parlamentarias. Una meta bastante conservadora.

¿El Día de la Juventud o de las Primarias Opositoras?
Finalmente, está el tema del día escogido para las primarias, el 12/02/12, que coincide con el día de la Juventud. El PSUV, como ha sido costumbre en los últimos cuatro años, convocó a una marcha. Tras este anuncio, la oposición reaccionó de forma iracunda y temerosa de un sabotaje. Al respecto hay que señalar varias precisiones.
Teresa Albanes declaró que las actividades de calle siempre se habían realizado en la ciudad de la Victoria y no en Caracas. Falso. Al menos desde 2008 se han realizado marchas y concentraciones en Caracas (2008, 2009, 2010, 2011). En segundo lugar, el 12 de febrero no es el día de las primarias opositoras, es el día de la Juventud.
Finalmente, los convocados, no precisamente eran quienes iban a participar en las elecciones opositoras. Pero abriendo un espacio para la posibilidad que sucediera (si el temor por un “raiding” estuviese latente en algunas organizaciones opositoras), no creo que una marcha lo impediría. Sin embargo el Presidente del PSUV, desconvocó la actividad.
A casi un mes de las primarias, recuerdo que hace unos años leí un libro que se titula “La culpa es de la vaca”, inspirado en un famoso cuento del politólogo colombiano Fernando Cepeda. En él, se plantea el tema de la ramificación de la culpa, cuya reflexión central podemos resumirla citando un párrafo del mismo “si no encontramos fácilmente un culpable de las cosas que nos pasan, somos capaces de responsabilizar a otras personas”. Las justificaciones adelantadas son parte de los factores que permiten suponer que una de las cartas a jugarse desde la oposición, de no contar con la participación esperada, o al suceder algún imprevisto que obstaculice las elecciones internas opositoras, es cargarle la culpa al gobierno. Asuman.

1 comentario:

jaime lopera dijo...

¿una columna en la web con el nombre de uno de nuestros libros? que sea. saludos, JL (armenia, colombia)