jueves, 22 de marzo de 2012

EN RESPUESTA A ARMANDO BRIQUET

El pasado miércoles, en el diario El Universal publicaron una entrevista a Armando Briquet titulada "Briquet: Ventaja de Chávez de 30 puntos "es otra mentira más". En el texto, se pudo leer lo siguiente: "Ninguna elección en Venezuela ha quedado con ese resultado que ellos pretenden decir que está sucediendo, señaló sobre los de 20 a 30 puntos de ventaja que el chavismo se adjudica".

Al respecto, es importante aclarar, que el mentiroso es Armando Briquet. En primer lugar, el diputado ignora por completo cuales han sido los resultados de las últimas elecciones presidenciales en Venezuela. Me cuesta creer que el Jefe de la campaña de Henrique Capriles, no nocozca tal información, sin embargo, le doy el beneficio de la duda. Recordemos los últimos eventos comiciales, en nuestro país, para refrescar la memoria y precisar que en todas las elecciones en las cuales ha participado en presidente Hugo Chavez, la ventaja sobre el contendor inmediato, oscila entre 16 y 30 puntos porcentuales de diferencia.

En las elecciones de 1998, en la primera en la que participa nuestro actual Presidente, los resultados fueron los siguientes: Hugo Chávez 3.7 millones de votos (56.2%)% y Salas Römer 2.6 millones de votos (31.5%). Haciendo uso de la más básica y elemental matemática, podemos precisar que la diferencia a favor del presidente Chávez fue 16.23%, y para el momento, obtuvo la segunda votación mas alta de la historia democrática contemporánea de Venezuela.

En las elecciones del 2000, producto de la necesaria renovación de los poderes públicos constituidos por el voto popular, después de la promulgación de la nueva Constitución, el Presidente Chávez tuvo que confrontar a su antiguo compañero de rebelión y celda, Francisco Arias Cárdenas. A pesar de la agresiva campaña de Arias, y de significar para el momento una ruptura entre los líderes del 4 de febrero, nuevamente el Presidente Chávez salió victorioso. En esta oportunidad los resultados fueron los siguientes: Hugo Chávez 3.8 millones de votos (59.76%) y Arias Cárdenas 2.4 millones de votos (37.5%). La diferencia en esta oportunidad fue de 22.2%. Con estos resultados Chávez desplazó a Jaime Lusinchi (AD) quien había obtenido el mayor porcentaje de votos de la historia democrática contemporánea del país con un 56.72% de los votos válidos.

En las elecciones presidenciales de 2006, los resultados como usted ha de suponerse, no fueron distintos. Seguramente mi estimado diputado Armando Briquet, si tendrá recuerdos más frescos de esta elección. El contendor de Chavez fue Manuel Rosales, al que 4.3 millones de electores venezolanos (36.9%) le dieron su voto, mientras que el Presidente reelecto obtuvo 7.3 millones de votos (62.8%). En esta oportunidad, el Comandante Presidente Hugo Chávez no solo obtuvo una aplastadora victoria sobre su contendor (26 puntos de ventaja), sino que superó su propio récord electoral, posicionándose como el candidato más votado de la historia venezolana, y con los porcentajes más altos.

Hay algunos elementos que especulando, han causado en Briquet lo que en sicología política se denomina deprivacion relativa, referido al impacto que puede generar en un individuo o en un colectivo, la no satisfacción de las expectativas. El primero de ellos, es el notorio incremento que elección tras elección ha tenido la votación a favor del Presidente Chávez, la tendencia siempre ha sido a la alza. Algún lector atento podrá aducir que no he hecho referencia a las otras elecciones celebradas en nuestro país. Y es que sería una torpeza querer comparar los resultados de elecciones de otra naturaleza con unas presidenciales, por la fuerte cultura presidencialista de nuestra sociedad venezolana (y en gran medida en toda latinoamérica).

En segundo lugar están los últimos resultados de los estudios de opinión, a lo que Armando denomina las encuestas de power point, en un claro ataque al mensajero y no al mensaje. Como dice la canción, no fue una, sino dos, y tres y hasta cuatro las encuestadoras que han dado a conocer sus resultados, las que precisan una marcada diferencia a favor de Chávez (por cierto que llama la atención el silencio de Datanalisis... ¿Porqué será?).

En tercer lugar, están las evidentes y notorias imprecisiones del mensaje del candidato. No solo le bastó enfilar sus comentarios xenófobos contra los europeos, sino que recientemente cargó sus baterías contra los obesos y los adultos mayores. Sumado a tus imprecisiones Armando, hacen una excelente pareja, política por supuesto.

EN RÁFAGA

POLICATURISTAS
"El que camina bajo la lluvia se moja" reza un refrán, muy sabio como todo lo que contiene la cultura popular. Recientemente, ha llamado la atención del sistema político venezolano, las constantes caricaturas con contenido político que han sido publicada en los medios impresos y digitales, y ahora hasta son difundidas por la televisión. Tras las caricaturas hay caricaturistas, obviamente, por lo tanto lo que se expresa en las caricaturas son responsabilidad de quien las realiza.

Ahora bien, quien opera bajo los códigos de la política, debe ser considerado como un actor de la política, y sobre todo si su mensaje se difunde por los medios de comunicación. Por ende, entra en la arena política donde las relaciones son agrestes y la dinámica altamente polarizada. Entonces, seguir considerándolos como simples caricaturistas con un humor algo extraño, sería políticamente incorrecto. Se convirtieron en algo así como en poli-caricaturistas.

PERIODISTA COMPROMETIDOS CON EL PAIS
Para las elecciones presidenciales, aún la oposición no ha manifestado que se respetarán los resultados, a solo 199 días de la realización de los comicios. Esto pareciera ser una estrategia opositora de tener un “Plan B” frente a una posible derrota electoral. Todo ello muy a pesar de haber contado con el apoyo técnico del CNE en el proceso de las elecciones internas que se celebraron la segunda semana de febrero.

Por ello, mi propuesta para los periodistas es la siguiente: Dentro de las preguntas que se le formulen a líderes opositores, y en especial a quienes conforman el comando de campaña de Henrique Capriles, incluyan la interrogante sobre si se va a respetar los resultados aun siendo derrotados el 07 de octubre.

Si algo se debe reconocer a Manuel Rosales, fue el haber aceptado su derrota y reconocer que no hubo fraude en las elecciones presidenciales de 2006. Recordemos que nuevamente se pretendía desconocer los resultados y llamar a fraude. Los meses por venir serán, tal como habíamos señalado en artículos anteriores, de alta conflictividad política. Ustedes, amigos periodistas, tienen un rol privilegiado en la precisión del mensaje opositor. Optimícenlo a favor de la democracia.

miércoles, 21 de marzo de 2012

UNA PROPUESTA PARA LOS PERIODISTAS

A pesar de la campaña emprendida desde la oposición para confundir al elector venezolano sobre un posible cambio en el cronograma de las elecciones presidenciales, si de algo podemos estar seguros es que el 07 de octubre se reelegirá o se elegirá el Presidente de Venezuela. Y al menos hasta el momento, hay dos candidatos que tenderán a polarizar las elecciones, Hugo Chávez y Henrique Capriles.
Aun cuando reconocemos que la democracia no se reduce al acto electoral, no es concebible un sistema democrático moderno sin la capacidad de los ciudadanos de elegir a sus gobernantes. Por ello, la importancia de la autoridad rectora en la materia electoral, es esencial para el buen funcionamiento de la democracia. En nuestro país, fue elevado a Poder Electoral con rango Constitucional, y teniendo al Consejo Nacional Electoral como su ente rector, en la nueva Constitución de 1999.
Hasta la fecha, solo el PSUV y su candidato a la relección presidencial ha manifestado el respeto a la voluntad popular de los electores. Hay que reconocer que el PSUV ha aceptado los resultados de los diversos procesos electorales en el país, incluso aquellos en los cuales ha sufrido un revés electoral. Y en las elecciones que se han desarrollado tanto a nivel nacional como en los diversos niveles estadales y municipales, no ha existido por parte del PSUV ninguna actitud que atente contra la institucionalidad del CNE.
Una situación contraria se evidencia en los predios de la oposición. En diversos momentos electorales en nuestro país, han actuado con una clara intención de atentar contra el Poder Electoral. Dos ejemplos nos pueden ayudar a evidenciar tal afirmación. En primer lugar, el supuesto fraude electoral de 2004, en donde hasta el momento no hemos recibido noticias de las denuncias cursadas por Freddy Lepage y Timoteo Zambrano, en las cuales aducían que había una triangulación malévola entre la empresa Smartmatic, Cantv y el CNE. Lo interesante es que la misma “triangulación”, con las mismas máquinas y ahora con lectores ópticos, fueron las que permitieron la elección de Zambrano como Diputado al Parlatino.
En segundo lugar, las elecciones parlamentarias de 2005 y 2010. Uno de los argumentos utilizados para no participar en las elecciones de 2005, fue que el marco normativo electoral era desventajoso para la oposición. Pero curiosamente en el 2010, una de las principales peticiones de esa misma oposición, era que se volviera a aquel marco normativo del 2005, pues había sido modificado suplantando aquel que sirvió como argumento para no participar.
Para las elecciones presidenciales, aún la oposición no ha manifestado que se respetarán los resultados, a solo 199 días de la realización de los comicios. Esto pareciera ser una estrategia opositora de tener un “Plan B” frente a una posible derrota electoral. Todo ello muy a pesar de haber contado con el apoyo técnico del CNE en el proceso de las elecciones internas que celebraron la segunda semana de febrero.
Por ello, mi propuesta para los periodistas es la siguiente: Dentro de las preguntas que se le formulen a líderes opositores, y en especial a quienes conforman el comando de campaña de Henrique Capriles, incluyan la interrogante sobre si se va a respetar los resultados aun siendo derrotados el 07 de octubre. De ello dependerá que la oposición asuma el compromiso público de respetar los resultados electorales, así como la institucionalidad del CNE. No considero saludable para el país, seguir guardando silencio.
Si algo se debe reconocer a Manuel Rosales, fue el haber aceptado su derrota y reconocer que no hubo fraude en las elecciones presidenciales de 2006. Recordemos que nuevamente se pretendía desconocer los resultados y llamar a fraude. Incluso, días antes de las elecciones, la FAN dio a conocer a los medios de comunicación, la incautación de material publicitario, llamando a la “Gran Avalancha Contra el Fraude” el próximo 05 de diciembre. Dicha manifestación, se había pautado para las 10:00 a.m. partiría de la Plaza Altamira hasta Miraflores, en Caracas. Sin embargo, la decisión tomada por Rosales fue política y democráticamente correcta y sensata.
Los meses por venir serán, tal como habíamos señalado en artículos anteriores, de alta conflictividad política. Por lo tanto, reconocer el árbitro electoral es un paso fundamental para garantizar un desenlace democrático y pacífico en las elecciones presidenciales. Al menos puede ser una garantía que eleve los costos políticos para asumir una postura contraria al compromiso que debe ser asumido. Ustedes tienen un rol privilegiado en la precisión del mensaje opositor. Optimícenlo a favor de la democracia.

video

miércoles, 14 de marzo de 2012

EL CANTO DE LOS TENORES

La convocatoria y los convocados para el evento “Palabras para Venezuela”, han generado reacciones tanto de opositores como de chavistas. Por un lado, sucede posterior a un elegante deslinde de Juan Carlos Escotet con el gobierno de Chávez, desmarcándose primero de la Asociación Bancaria de Venezuela, y luego haciendo notable su participación en las elecciones internas de la oposición.
Por otro lado, invitando a ex presidentes que han asumido posturas críticas hacia el gobierno del presidente Chávez, que abiertamente y sin desparpajos, levantaron las banderas del neoliberalismo. ¿Existe algo de malo que tres ex presidentes vengan a Venezuela a compartir sus experiencias de gobierno? Sinceramente, no. En una sociedad plural y democrática, cualquier iniciativa de esta naturaleza debe ser vista con naturalidad. Tanto es así, que los invitados fueron escoltados por un grupo especial de la Policía Nacional Bolivariana, y utilizaron la rampa presidencial para su arribo y salida del país. O sea, hubo un apoyo importante por parte del gobierno nacional, otorgándole privilegios propios de Misiones Diplomáticas de Alto Nivel.
Las consideraciones que se puedan tener contra los expresidentes y sus inclinaciones ideológicas, se pueden manifestar abiertamente y a través de los diversos medios de comunicación, pues hacerlo, reafirma una absoluta libertad de prensa y opinión, como la existente en el país. Por cierto, que más de un asistentes quedó esperando una crítica directa y fuerte contra el gobierno de Chávez. Considero que lo expuesto por los invitados, muy a pesar de lo que tenia como expectativa, se dijo en un tono respetuoso y sin ánimos de intervenir directamente en los asuntos internos de nuestro país.
Considero que este tipo de eventos, sirve para evidenciar lo que no han querido evidenciar: el viso neoliberal de lo que hipotéticamente pudiese ser un programa de gobierno desarrollado desde la MUD. Como muestra el talante de los invitados: Cardoso y Lagos alumnos disciplinados del neoliberalismo suramericano, responsables de haber dejado en herencia dos de los países más desiguales en el mundo, y Felipe González, escandaloso político español que desarrolló reformas de corte neoliberal, autor de los contratos basura, que pauperizaron el empleo joven en España durante la década de los 80 y 90. ¿Y porqué no evidencia la oposición quiere aplicar reformas similares a las expuestas de corte neoliberal? Sencillamente porque el neoliberalismo ya no encanta y hay que camuflarlo, pues de ser franco y transparente, simplemente habría menos del poco apoyo que posee la oposición de cara a las presidenciales de Octubre.
El elemento que escapa de lo ordinario de la situación en análisis, es la abierta inclinación opositora del Presidente de Banesco Juan Carlos Escotet. Revisando archivos que aun se encuentran en internet de fecha 12 de junio de 2008, el presidente de Banesco asistió al programa Dando y Dando transmitido por VTV y luego al programa Buenas Noches transmitido por Globovisión. La estrategia de manejarse fuera de los códigos de la política, acentuando su rol como empresario y banquero, lo había mantenido cercano a un sector y a otro, manteniendo una postura aparentemente operada desde los códigos de la economía privada. En sus palabras “yo no creo que mi rol como presidente de un banco sea mantener una actitud excesivamente politizada, sobretodo por que se está representando a un universo de la diversidad de lo que es el país hoy por hoy, y eso no supone actitudes genuflexas ni entreguistas, supone apostar al desarrollo del país”.
¿Publicar una foto evidenciando que participó en un evento electoral opositor no es excesivamente politizado, genuflexo, entreguista y por demás provocador? Operar dentro de los códigos de la política tomando parte en un sector, dentro del escenario electoral actual, es someterse a las dinámicas de la política, por lo tanto trae consecuencias políticas. Recientemente publicaba Yon Goicoechea un artículo donde afirmaba que le sorprendía “ver a Juan Carlos Escotet metido en política y, además, desde la oposición”. Evidentemente, es una apuesta que hace el banquero de cara a octubre, y quiso dejar en claro a quien le apuesta.
Finalmente, quisiera cerrar este artículo con una frase de Felipe González: “la esencia de la democracia es la aceptabilidad de la derrota”. Esas palabras me recuerdan la estrategia desarrollada por J.J. Rendón en el referéndum revocatorio de 2004, donde se cantó fraude electoral para no aceptar la derrota. Esperemos que la oposición se comprometa a respetar los resultados de las elecciones de Octubre, y reconozca la transparencia del CNE. De lo contrario tendrá debajo de la manga el desconocer la esencia de la democracia –shumpeteriana, por demás- o sea no aceptar una posible derrota. Será su plan B.

martes, 6 de marzo de 2012

LO QUE DICEN Y NO LOS ESTUDIOS DE OPINIÓN

Hasta ahora todos los estudios posteriores al 12 de febrero, indican que el impacto obtenido por el esfuerzo de las primarias, no es alentador para la oposición. Los tres estudios cuyos resultados han sido publicados, fueron realizados por las encuestadoras Hinterlaces, International Consulting Services (ICS), y el Instituto Venezolano de Datos (IVAD). Hay algunos aspectos comunes y otros disímiles, que serán analizados en lo sucesivo en este artículo.

Datos técnicos de los estudios consultados

ICS: Realizada entre el 17 y el 26 de febrero de 2012, con una muestra de 1200 personas entrevistadas hasta el día en las principales ciudades del país.

Hinterlaces: Realizada entre el 24 de febrero y el 1 de marzo de 2012 con una muestra de 730 entrevistas, en las principales ciudades del país.

IVAD: Realizada entre el 22 de enero y el 22 de febrero con una muestra de 720 entrevistas, en las principales ciudades del país.

Crecimiento del Chavismo.

A pesar de los esfuerzos que representaron las elecciones primarias, los resultados posteriores no son alentadores para los opositores. Aun cuando existía la expectativa que luego del 12 de febrero iba a crecer el sector opositor, por el contrario ha disminuido. ICS arroja el resultado más amplio con respecto a este descenso, pues el apoyo al candidato presidencial de la MUD disminuyó de 34% a 26% luego de las primarias. En cuanto al apoyo al Presidente Chávez, 58,7% votaría a su favor.

Los resultados del IVAD indican que el bloque chavista creció 1,7%, mientras el no chavista creció 0,6%. Un dato interesante, es que el sector ni-ni bajó de 10,1% a 7,8%. Hinterlaces, precisó que el margen de diferencia de Chávez con respecto a Capriles, aumentó de 49% a 52%, mientras que el apoyo al candidato de la MUD disminuyó de 37% a 34%. O sea, hay una diferencia a favor del Presidente de 18 puntos porcentuales.

La enfermedad de Chávez

Según algunos análisis presentados por las consultoras, el crecimiento del Presidente Chávez se debe al tema de la enfermedad, y la nueva intervención al cual fue objeto la semana pasada. Según ICS el 84,5% de los venezolano considera que Hugo Chávez si será el candidato del GPP el 07 de octubre. Por su parte, el IVAD determinó que el 76% de los encuestados considera que el apoyo que ha recibido el Presidente luego de su partida a cuba ha sido “mucho” y solo un 19% “poco”. En cuanto a Hinterlace el 71% del país piensa que el Presidente logrará curarse y participará en las próximas elecciones.

¿La enfermedad de Chávez?

Es obvio el esfuerzo de las encuestadoras por relacionar las variable apoyo electoral y la salud del Presidente. Sin embargo, considero que hay algunas variables importantes que deben ser incorporadas para ampliar el análisis.

En primer lugar, si hacemos una lectura retrospectiva de los anteriores procesos electorales, cuando se trata de las elecciones donde Chávez ha sido el candidato, se evidencia que el apoyo es relativamente mayor que en cualquier otro proceso electoral. Incluso, hay territorios donde pierde en otros procesos el PSUV, pero Hugo Chávez gana. La cultura presidencialista del venezolano ligado al liderazgo del Presidente, pudiesen explicar parte de este fenómeno electoral.

En segundo lugar, esta manifestación temprana del apoyo al Presidente, puede ser una consecuencia de las elecciones primarias, donde habiendo un candidato opositor (al menos hasta el momento uno), los sectores ni-ni empiezan a alinearse hacia las tendencias en confrontación. En otros términos, se polarizan los electores, y disminuye el sector de los no alineados.

Por otra parte, están los primeros visos de la estrategia de ambos contendores. Teniendo claro quien es el contendor de la oposición, se marca el acento a los riesgos que representa. La relación Capriles/ IV República/ neoliberalismo/ pasado/ pro-EEUU empieza a generar un impacto negativo en la figura del candidato de la MUD. Aunado a lo contradictorio del mensaje opositor, se evidencia las deficiencias de las estrategias comunicacionales del contrario. Por ejemplo, tenemos a un Capriles queriéndose identificar con los sectores populares y prometiendo mantener las políticas sociales del gobierno de Chávez, frente al jefe de su campaña declarando que se negociará con el FMI, lo que conecta al elector con los gobiernos de la IV República y con las políticas neoliberales. Considero que la estrategia de no confrontación directa con Chávez fue positiva a lo interno de la oposición, pero a lo externo no está resultando, por lo que pudiesen haber virajes en lo posterior.

Relacionar el aumento del chavismo y el descenso de la oposición exclusivamente al tema de la salud del Presidente, pudiese estar obviando otros temas importantes. No desconozco el impacto que tiene en el votante el tema, más sin embargo, hay que analizar el otro conjunto de variables que permiten ampliar el espectro electoral. Aquí solo se han esbozado las que considero las más importantes.

Finalmente, no quisiera pasar por alto el rechazo al uso de la violencia como arma política. Ni la victimización ni la intolerancia política, son positivos para el desarrollo de un sano y democrático proceso electoral. Quedo a sus órdenes en mi cuenta twitter @farith15.