domingo, 16 de septiembre de 2012

AMUAY Y LA TESIS DE LO EXTRAORDINARIO

Se ha especulado sobre el “evento extraordinario” en el que puede convertirse Amuay, haciendo uso de la tesis de Oscar Schemel sobre el impacto que pudiera tener un gran suceso que modifique la correlación de votos entre Chávez y Capriles. Analicemos este suceso un poco más de cerca. 

Sobre la tesis del “evento extraordinario”, cabe señalar que efectivamente este suceso va impactar en el elector dentro del corto lapso que queda para las elecciones presidenciales. Sin embargo, considero que la lectura que se ha hecho ha sido sesgada, pues se le ha otorgado atribuciones exclusivamente positivas hacia el candidato opositor. Considero necesario analizar más de cerca las estrategias desarrolladas por ambos sectores. Separemos en dos momentos la tragedia de Amuay, un primer momento acotado al suceso, y un segundo momento referido a la respuesta frente al hecho. 

En este primer momento, encontramos a una oposición que jugó el rol de acusador a priori. A pesar del buen tenor inicial de Capriles expresado en el comunicado que dio a conocer al día siguiente en horas de la tarde, inmediatamente se desató desde los canales opositores y los voceros de diversas organizaciones opuestas al gobierno, una ola de acusaciones que dieron cuenta de señalamientos hacia PDVSA y el gobierno del Presidente. Es sorprendente que hasta hombres del alto rango dentro de la iglesia católica, hayan contribuido con su “opinión no calificada” sobre lo sucedido en Amuay, sentenciando negligencia y falta de mantenimiento. 

Por parte del partido de gobierno y de los voceros oficiales de los diversos organismos del Estado, hubo una reacción prudente y controlada. Se evitó caer en la tentación de difundir una tesis de sabotaje, o complicidad interna para revertir el apoyo hacia el Presidente Chávez. La postura oficial, fue reforzada a veces por profesionales con “opinión calificada” entrevistado por medios de comunicación opositores, que alertaron sobre lo apresurado y poco responsable de hacer uso de juicios descontextualizados del riesgo propio de la actividad petrolera, sin conocer el resultado de investigaciones que ahonden en las causas del suceso. 

En cuanto a la respuesta frente a los sucesos, vimos a un gobierno que asumió la responsabilidad de la tragedia. En el devenir político de Hugo Chávez se ha enfrentado desde el 04 de febrero de 1992, a situaciones donde sin reparo ha asumido la responsabilidad frente al país, y esta oportunidad no fue la excepción. El gobierno reaccionó en poco tiempo y de forma efectiva, atendiendo no solo los aspectos técnicos de la refinería, sino a las familias afectadas por lo sucedido. La reacción fue sobredimensionada a través de los medios de comunicación, con la intención de aumentar el impacto de la acción gubernamental efectiva. La oposición por su parte, se atrincheró en las acusaciones y en las descalificaciones a los trabajadores de PDVSA, e intentó minimizar la efectividad de la respuesta del gobierno nacional. 

Lo anterior da cuenta de una doble estrategia. Si bien la oposición politizó lo sucedido, atacando con señalamientos a priori y descalificando la capacidad profesional de los que laboran en el sector petrolero del país, el gobierno capitalizó la reacción frente a los sucesos, acentuando el logro de extinguir el fuego de forma rápida y efectiva, prometiendo una pronta reactivación de las actividades en la refinería, y atendiendo a las familias afectadas por la tragedia de forma rápida. Cabe plantear la pregunta sobre qué generó más impacto, si las acusaciones a priori, o la reacción gubernamental efectiva. 

Los sucesos que han acontecido dentro del marco de la campaña presidencial, han generado lecturas equivocadas del impacto sobre el elector. Se planteó la tesis del candidato enfermo y su pérdida de apoyo electoral, la tesis de la oposición fortalecida frente a las elecciones primarias, la tesis del candidato emergente y un suplente derrotable, y en todos los casos fue lo contrario. Esperemos las lecturas que de seguro pronto darán a conocer las encuestadoras en el país, para compartir el análisis de los resultados en entregas posteriores, mientras quedamos en contacto por mi cuenta en twitter @farith15.

No hay comentarios: