domingo, 30 de septiembre de 2012

MARCANDO EL PULSO DE LA CAMPAÑA

Ha sido uno de los aciertos de las estrategias desarrolladas por el chavismo: colocar en tema de agenda electoral el contenido del programa de gobierno que cada candidato presenta al país. Hasta el momento, muchos analistas dentro de los que me cuento, habíamos avizorado que al Comando Carabobo se le estaba haciendo cuesta arriba recuperar el control de la agenda política del país, control que había sido una de las fortalezas comunicacionales del PSUV y del gobierno. 

Sin embargo, desde que el cronometro electoral se puso en 30 días en cuenta regresiva, la oposición ha tenido dificultades tremendas para zafarse de los anzuelos con los que el Comando Carabobo ha ido pescando el control de la agenda electoral. La chispa que encendió la pradera fue la “develación” que hiciera David de Lima sobre el supuesto plan oculto de Capriles, el cual, sin tener mayores diferencias con lo elaborado por la MUD en enero, le dio un vuelco al desarrollo mediático de la campaña. 

Recientemente, ha salido por cuarta vez Ramón Aveledo a defender el programa de la MUD, contrastándolo con una simpleza absoluta al presentado por Hugo Chávez. No ha habido vocero opositor y no, que hayan dejado de abordar el “programa neoliberal” de Capriles, o el “Programa de la Patria” de Hugo Chávez. Aún, actualmente, desde el taxista hasta el que atiende en la panadería sirviendo el café matutino, habla del plan neoliberal. Infructuoso han sido los intentos opositores de querer descolocar el tema y ganarlo en su terreno. Por el contrario la permanente atención al programa, le ha dado mayor legitimidad a las acusaciones del Comando Carabobo. Difícilmente, puedan soltarse del anzuelo hasta después del 07 de octubre. 

El otro tema, no menos importante o escandaloso ha sido el Caso Juan Carlos Caldera. Aun cuando coincidimos con aquellos que han precisado que se puede abordar desde las dimensiones política, legal y moral, el juicio público en medio de la contienda electoral es el más importante. Por ello la temprana reacción de Capriles y la expulsión de Primero Justicia, sin beneficio a la duda o la defensa, buscaron contrarrestar parte del impacto negativo que pudo haber significado en el desarrollo de la campaña opositora esta situación. 

Sin embargo, el juicio político y la campaña electoral tienen una relación inversa: mientras el primero empieza el segundo está culminando, y actualmente se encuentran en una intersección en donde inevitablemente se rozan, precisando un aspecto central en ambos casos, el financiamiento de la Campaña de Capriles. 

A pesar del rápido y sumario desmarcaje con quien fuera uno de sus principales aliados y será inevitable que se asocie al candidato con el tema. Incluso se abre la posibilidad que sea interpelado por la Asamblea Nacional, aunque dudo que en medio de la campaña le den palestra a Henrique Capriles. ¡Imagínense el temor de ser asociados Capriles con Caldera, que hicieron que eliminaran de internet las fotos de ambos juntos! Yo lo invito a que haga el ejercicio de colocar en el buscador google “Juan Carlos Caldera y Henrique Capriles” e incluso “El trabuco en Miranda” para que con sorpresa se encuentre, con que no hay fotos de ambos juntos, las cuales abundaban antes del escándalo de los videos. 

Lo que había sido uno de los aciertos tempranos de la oposición en medio de la campaña, se revirtió y ahora obra en su contra. Tan es así, que ni siquiera pudieron capitalizar el tema de la refinería El Palito, lo que demuestra el impacto mediático de los dos temas centrales de la agenda electoral: Caldera y el Paquetazo. Quedan menos de dos semanas. 


EN RÁFAGA 

El semáforo de Montaña Alta. 
Hasta qué llegó lo que se había prevenido llegaría hace muchos días atrás: un choque en el semáforo de Montaña Alta el pasado viernes 28 de septiembre, por la avería que desde hace meses presenta. Definitivamente, en Carrizal, la ausencia del Alcalde está pasando de ser algo rutinario a algo dañino. No solamente deja de atender a las comunidades, como lo es el caso de la Guadalupe, o hace obras insólitas como la caminería de Llano Alto que ha costado más de 1.000.000,00 de bolívares, sino que su ineficiencia ha puesto en riesgo la vida de los que utilizamos esta carretera. Usted, podrá tener la cierta presunción que las competencias en esta materia son del INTTT o del MPPTT. Sin embargo, la instancia gubernamental más cercanas la alcaldía, la cual debe atender estos asuntos ya sea de forma directa o a través de gestiones que pueden devenir en presiones populares para que las otras entidades reaccionen. Pero ¿esperar que se produzca un choque? definitivamente Carrizal necesita un alcalde que resuelva los problemas de los carrizaleños, y no uno preocupado por como se sostiene por más tiempo la corona de monarca en la cabeza. 

Seguimos en contracto por la red social twitter a través de mi cuenta @farith15, en donde seguro estaremos intercambiando opiniones.

No hay comentarios: