viernes, 2 de noviembre de 2012

CUANDO LA LIBERTAD DE PRENSA INCOMODA

Ayer 01 de noviembre, justo el día en que la campaña a las elecciones regionales arranca, fui víctima del atropello de un Alcalde al cual le incomodan que se visibilice su deficiente gestión.

Durante mi programa radial “Por la Calle del Medio” transmitido por la emisora La Cima 96.7 FM, el Sub Director de la Policía de Carrizal Jorge Zambrano de forma violenta y abusiva, irrumpió en la estación, amenazando al personal que ahí labora con el objeto de aclarar una información difundida durante una entrevista a Andrés López, candidato a diputado al Consejo Legislativo de Miranda.

Hubo al aire una confusión sobre sí la alcaldía de Carrizal tenía competencias en los terrenos de la Fragua, a lo que al finalizar el programa se le abrió un espacio para que el funcionario de Policarrizal aclarara la confusión, dado que se había acercado a la emisora.

Al salir del aire y retirarse, los compañeros de trabajo, me comentaron que el funcionario policial se había presentado en una actitud agresiva, esgrimiendo amenazas bien graves como que iba a mandar a cerrar la emisora con Conatel si no le daba inmediatamente una participación en mi programa, incluso amenazando que iba a entrar a la cabina a la fuerza.

No es la primera vez que el alcalde de Carrizal José Luis Rodríguez me ha intentado amedrentar. Ya en otra ocasión la hija del alcalde, que ocupa la Dirección de Desarrollo Social de la municipalidad, trató de silenciarme por denunciar un caso de violación de menores en una casa de abrigo administrada por ésta dependencia.

Vengan de donde vengan las agresiones a la libertad de los medios de comunicación de servir de bisagra entre las comunidades y las instituciones, deben ser rechazadas de forma contundente. Y mucho más, cuando las instituciones públicas son usadas para amedrentar e intentar silenciar de forma violenta a los medios.

De forma reiterada las comunidades en la radio, la prensa, la televisión demanda mayor presencia policial. Han trancando la carretera Panamericana en varias oportunidades y manifestado en las puertas de la alcaldía, sin tener una respuesta eficiente.

Sin embargo fueron raudos y veloces para ir a la estación de radio a amedrentarme e intentar ingresar a la cabina de forma violenta para agredir a quienes defendemos los intereses de las comunidades. En vez de mandarme la policía al programa para amenazarme y amedrentarme a mi y a quienes trabajamos en la emisora, debería mandarlos a cuidar la vida y los bienes de quienes habitamos en el municipio Carrizal.

Si el Sr. Alcalde José Luis Rodríguez cree que con esas amenazas va a silenciarme o a condicionar las críticas, está equivocado, por el contrario el compromiso con la denuncia de las comunidades será cada vez mayor. Estas actitudes dejan en claro la intolerancia hacia la crítica de las comunidades, que en el caso de Carrizal deja en evidencia las fallas en la gestión de quien ya acumula 16 años al frente de la Alcaldía. Como siempre, quedo a sus órdenes la cuenta en twitter @farith15.

No hay comentarios: