viernes, 4 de enero de 2013

POR QUÉ PERDIMOS MIRANDA

Inicio mi artículo afirmando que Henrique Capriles era y sigue siendo derrotable. Esto lo sustento en los resultados electorales del 07 de octubre, donde el Presidente Chávez obtuvo 6.873 votos más, dos meses antes de las elecciones regionales. Sin embargo no pudimos recuperar Miranda. ¿Qué pasó? ¿Dónde estuvieron las fallas? ¿Qué hacer para recuperar Miranda?
Empecemos por precisar algunos elementos de orden metodológico para avanzar en darle respuesta a cada pregunta. Utilizaremos un análisis comparado de los resultados electorales, contrastando los valores relativos (porcentuales) de las presidenciales del 07/10 y del 16/12. Parto del supuesto que de haber mantenido la brecha porcentual, sin necesidad que estas diferencias reflejaran necesariamente cantidades de votos, se hubiese ganado la gobernación.
Igualmente, haremos una agrupación de municipios por subregiones: Altos Mirandinos (Guaicaipuro, Los Salias y Carrizal), Barlovento (Brión, Pedro Gual, Páez, Andrés Bello, Buroz, Acevedo), Valles del Tuy (Simón Bolívar, Paz Castillo, Urdaneta, Independencia, Tomás Lander, Urdaneta), Guarenas-Guatire (Zamora, Plaza), Metopolitana (Chacao, Baruta, El Hatillo, Sucre).
Empecemos por casa, Altos Mirandinos. En esta Subregión disminuyó la brecha porcentual a favor de la revolución, a pesar del crecimiento relativo en Guaicaipuro y Carrizal. Los Salias fue determinante, pues hubo un retroceso de 2.5%, aumentando en 0,3% la diferencia a favor de Capriles en las elecciones regionales. Sin embargo, el aumento fue muy bajo, lo que nos permite concluir que Los Altos Mirandinos cumplió.
Pero no es el caso del resto de las Subregiones. En Barlovento, el trabajo no se cumplió y el retroceso fue muy marcado. Los casos de los municipios Páez y Acevedo son los más resaltantes, donde en el segundo hubo un retroceso de 23% y en el caso de Páez del 11%. Andrés Bello, Buroz y Pedro Gual retrocedieron en 5 puntos promedio, mientras que en Brion fue donde se hizo mejor el trabajo de movilización, con un retroceso de 1 punto porcentual.
Revisando Valles del Tuy nos encontramos con que hubo un retroceso de 3 puntos promedio, exceptuando a Paz Castillo, donde sólo se retrocedió en un 0,6%. En Guarenas-Guatire, se retrocede 1 y 3 puntos respectivamente. En el caso de Zona Metropolitana, el promedio en que cierra la brecha a favor de Capriles es de 2,5%.
En este sucinto análisis general podemos precisar que fallaron las estrategias de organización y movilización, desaprovechando el saldo organizativo que se había logrado en las elecciones presidenciales. No era asunto de cantidades de votantes, sino de mantener las brechas que se obtuvieron en las presidenciales a favor de Elías Jaua, pues obviamente iba a haber mayores niveles de abstención.
Sin embargo, a pesar de la victoria electoral de Capriles, no pudo retener el control parlamentario, lo que dibuja un escenario interesante en estos cuatro años venideros. La lógica nos permite proyectar un estricto control del legislativo sobre el ejecutivo, pues se debería terminar la discresionalidad con la que el Gobernador-Candidato se ha conducido durante el tiempo que fue electo. Ahora el presupuesto debe ser controlado con mayores niveles de eficiencia y rigurosidad, y la gestión ser lo más transparente y comunicativa posible, pues puede ser tomado este revés de la oposición dentro del Parlamento Regional, como la excusa perfecta para justificar una gestión deficiente.
Por ello, no puede demorar la incorporación del Pueblo Legislador dentro de las funciones de control parlamentario. Que sea la comunidad organizada la que en conjunto con los diputados socialistas, ejerzan el control al ejercicio del gobierno del ejecutivo. El Gobernador podrá intentar engañar con falsas matrices de opinión, pero se verá rápidamente desmentido por un pueblo organizado y consciente de los hechos reales.
Quisiera por cierto desmentir a un buen colega, que de forma engañosa intentó desmeritar el éxito electoral del chavismo en el parlamento, declarando que había sido producto de una triquiñuela del CNE con la configuración de las circunscripciones. Nada más falso. El Gran Polo Patriótico se alzó con la victoria en 15 municipios, donde se escogían nominalmente a 12 diputados, obteniendo 7 diputados, y la oposición 5. Por lista, la relación fue 2 a 1 a favor de la oposición.
Ganó quien obtuvo mayor cantidad de votos, y al vencer la revolución en mayor número de municipio, es absolutamente coherente que se alce con la mayor cantidad de diputados nominales. Esos cuentos de camino, no le hacen bien a la oposición, pues le crea justificaciones ficticias a sus propios errores.
Finalmente, ¿Qué hacer para terminar de recuperar Miranda? La clave la dijo Elías y esperamos que podamos cumplirla: No abandonar Miranda. Una derrota jamás debe alejarnos del objetivo, por el contrario, hay que aprender de los errores, corregir y potenciar. Vienen las elecciones municipales, debemos escoger buenos candidatos, y afinar la maquinaria. Es un excelente momento para corregir fallas y potenciar fortalezas. ¡Sigamos que sí podemos! Estamos en contacto por Twitter a través de la cuenta @farith15. Felices fiestas.

No hay comentarios: