domingo, 17 de febrero de 2013

LOS TIEMPOS LEGALES Y POLÍTICOS


El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), La Asamblea Nacional y el respaldo de la Organización de Estados Americanos actuando a solicitud de la oposición, ha dejado muy en claro que no se ha violado el Estado de Derecho. A pesar de los intentos por confundir a la comunidad nacional e internacional, se resolvió a tiempo y de la forma adecuada, el intento por iniciar una crisis de gobernabilidad en Venezuela.
Pero es importante tomar en cuenta que una cosa son los tiempos legales y otra los tiempos políticos. Soy de los que guarda la esperanza que el Presidente Chávez pueda mejorarse y asumir la presidencia de la República, pero por limitaciones de profesión, mi esperanza es un acto de fe. Afortunadamente, nuestros constituyentes introdujeron en la Constitución la figura del Vicepresidente, quien comparte la responsabilidad de ejercer el poder ejecutivo en Venezuela, y quien en esta coyuntura ha garantizado el ejercicio de las funciones ejecutivas y de gobierno.
A pesar de haber el TSJ resuelto los dos aspectos centrales a mi parecer, lo referido a la ausencia y a la continuidad administrativa, hay que considerar que esta situación debe ser vista como transitoria y coyuntural, nunca como una decisión que demore más allá de los tiempos políticamente correctos. Honestamente, no puedo temporalizar eso de “políticamente correcto”, pero lo que sí puedo es precisar que su medición es fundamental para la estabilidad democrática del país.
Ese “timing político” no puede descuidarse. Su precisión puede a la postre significar cumplir con el objetivo central de lo señalado por el Presidente Chávez, garantizar la paz social y la estabilidad democrática en el país. Las instituciones públicas están en manos de líderes políticos con una capacidad extraordinaria de definir, aplicar y evaluar estrategias efectivas para el logro de objetivos políticos, que se han traducido en éxitos históricos y de una trascendencia más allá de nuestras fronteras. Nunca debería ser esta oportunidad, la excepción. Seguimos en contacto por twitter en la cuenta @farith15.
(PUBLICADO EN EL DIARIO 2001 EL 14/01/2013)

No hay comentarios: