jueves, 25 de julio de 2013

¿A QUÉ SE OPONE LA OPOSICIÓN EN CARRIZAL?


En esta oportunidad, quisiera invitarlo a reflexionar, a usted vecino carrizaleño opositor, sobre algunas contradicciones propia de la opción que presenta la Mesa de la Unidad Democrática para gobernar el municipio. O mejor dicho para seguir gobernando el municipio por quinto período.

Para ello, le planteo lo siguiente: Pregúntese a qué se opone usted como opositor. Creo que al menos podemos acordar que se opone a 4 asuntos centrales: la reelección continua, el mal gobierno, la falta de transparencia en la gestión y el abuso de poder. 

Vayamos al primer punto: la reelección continua. En Carrizal en las pasadas elecciones del 15 de febrero de 2009, se le preguntó si estaba o no de acuerdo con la enmienda constitucional, la que hoy día permite que todos los funcionarios públicos electos por el voto popular, puedan reelegirse de forma continua. Los resultados electorales fueron claros: 14.118 (60%) dijeron que no estaban de acuerdo con la reelección continua y 9.557 (40%) si estuvieron de acuerdo. En otros términos, en Carrizal se rechazó la reelección continua. 

Sin embargo, el actual alcalde y candidato a la reelección para el período 2013-2017 ha gobernado los siguientes períodos: 1989-1992, 1992-1995, 2002-2006, 2006-2010. Es paradójico y hasta contradictorio, que en un municipio donde el 60% dijeron que no apoyan la reelección continua apoyen y elijan al alcalde que ha gobernado por más tiempo en la historia democrática de nuestro país, para un quinto período, donde lleva 17 años gobernando y pretende sumar 4 más, para un total de 21 años. 

En segundo lugar, está el mal gobierno. Hay la percepción que el alcalde gobierna solo para la clase media en Carrizal. Yo no estoy de acuerdo. ¿Cómo están las calles de Colinas de Carrizal y AVP? ¿Cómo va el tema de la inseguridad en el municipio, donde en menos de 15 días murieron víctimas de la inseguridad 5 personas? Si usted desea ver una obra de teatro, con una compañía local, o con actores y actrices reconocidos ¿A qué teatro va? ¿Al de Los Salias, a Caracas? ¿Cuántos lugares para la recreación visita usted en Carrizal? ¿Acaso puro centros comerciales? ¿Y los parques? ¿A dónde lleva a su hijo a jugar, a un Centro Comercial? ¿Y los parques públicos? ¿Dónde camina o trota usted por las mañanas o las tardes? ¿En cuál estadio, en cuál parque? Los abuelos, ¿A que casa van para recrearse y hacer uso de su tiempo libre después de haberle dedicado su vida al desarrollo del país? Si quiere ir a una biblioteca pública o a una sala de lectura, ¿A dónde va en Carrizal?

Lo anterior, solo son preguntas para responder por aquellos que se autodefinen como clase media, pues si nos vamos a los sectores populares, las preguntas inician desde dónde drenan sus aguas negras, hasta la frecuencia en que lo atrancan por ausencia policial. Carrizal es el quinto municipio más rico del Estado Miranda en términos nominales, y en términos relativos a la variable poblacional, es el segundo. No se entiende a dónde van tantos recursos. 

En cuanto a lo tercero, quisiera preguntarle si conoce cuáles fueron las ofertas electorales del alcalde en 2010, el último período para el cual fue electo ¿No recuerda? Lo entiendo, pues lo único que prometió fue que si votaban por el, no ganaba el candidato chavista. O sea, no iba a ganar el que garantizaba las expropiaciones, las invasiones, los buhoneros, la delincuencia, el caos, en fin, no se “guaicaipurizaba” Carrizal. Esto es un argumento típico del que no tiene nada que proponer, pues la forma como se conciban las ideas políticas no tienen nada que ver con la capacidad para gerenciar. Pero, ¿Qué ofreció como propuestas para solucionar los problemas de los carrizaleños? No siga pensando, vamos a otra cosa.

Por otra parte, no se posee información de acceso público de los informes de memoria y cuenta (los 16 que debió presentar), e incluso el año pasado ni siquiera rindió públicamente las cuentas a los ciudadanos. A esto se le suma la familiaridad con que el actual alcalde ejerce el poder, pues en su gobierno tiene a familiares suyos, de sus directores en cargos claves, con lo cual se incurre en nepotismo, y que a la postre agudiza la falta de transparencia en la gestión. Al parecer confunde la administración de una hacienda personal, con la de una gestión municipal. A usted vecino de Colinas de Carrizal, ¿Cuántos “Rodri-burgueses viven cerca de usted? No se puede rechazar la boliburguesía, y hacerse de la vista gorda con los Rodri-burgueses de Carrizal. Por otra parte, ¿Conoce a usted a algún enchufado de la Rodri-burguesía, que cobra sin trabajar y que son los encargados de aplaudir como focas la mala gestión del alcalde, y de buscarle los votos en momentos electorales? Yo si conozco a unos cuantos mantenidos que cobran el dinero que debería utilizarse para garantizarle un sueldo digno a los trabajadores de la Alcaldía.

Finalmente lo referido al abuso de poder. Ya son bien conocido los casos dentro de la alcaldía con el pago de los beneficios laborales a los empleados. En un lapso normal, digamos lo cotidiano, los empleados cobran el beneficio de alimentación con suerte 4 o 5 veces al año, pues la mala gestión (para no entrar en especulaciones con el manejo de las recursos y los intereses que pudieran generar) no permite que se haga de forma eficiente. Pero si un funcionario reclama le puede suceder como le ha sucedido a algunos, los botan, le retrasan el pago de sus prestaciones por años, y sencillamente se burlan de la protección laboral, al menos antes de la promulgación de la actual ley laboral.  

Por otra parte a mis amigos de servicios generales, ¿Cuánto les pagan mensualmente y cuales son sus beneficios? A sorpresa, menos del sueldo mínimo y sin mayores beneficios laborales. A esto se le suma, las constantes denuncias sobre agresiones policiales y encubrimientos políticos de lo que hacen los enchufados dentro de la policía municipal. Y no solo me lo contaron, sino que fui víctima de una situación de éstas.

Sería, insisto contradictorio, que siendo una oposición municipal crítica frente al gobierno nacional, a aquello que se opongan sea lo que garantice la opción de la MUD en Carrizal. Afortunadamente hay alternativas, Luego, seguro reflexionaremos al respecto. Quedamos en contacto por la cuenta en twitter @farith15.

jueves, 18 de julio de 2013

SOBRE LA VISITA DE CAPRILES A CHILE

La visita de Henrique Capriles en su rol de ex candidato presidencial a Chile, evidencia un conjunto de situaciones interesantes, que sobre algunas de ellas quisiera compartir algunas reflexiones. En los medios de comunicación chilenos, se hace un tratamiento más sensato de lo que realmente constituye su visita, dejando en claro, en primer lugar quienes son sus aliados, sus defensores, sus auspiciantes. Llama poderosamente la atención, la batería de argumentos y el desarrollo de una estrategia comunicacional orientada a separar a Capriles del concepto de derecha, golpismo y neoliberalismo. Sin embargo, ¡Cómo contrasta con los hechos reales! Me hace recordar el dicho popular "dime con quien andas y te diré quién eres".

Revisando algunas notas publicadas por diversos medios chilenos, encontramos defensores y detractores de su visita. No sorprende para nada quienes son los que han impulsado su visita y el virtual encuentro con Sebastián Piñera, empresario derechista neoliberalista, cuyo tránsito por la política lo culmina con niveles muy bajos de popularidad, y sin ni siquiera un candidato presidencial al que pueda impulsar como sucesor político, pues el que tenía renunció por "depresión". Y es que son justamente dirigentes de los partidos políticos UDI (Unión Demócrata Independiente) y RN (Renovación Nacional) entre otros, quienes han sido los fervorosos impulsores de la visita de Capriles, y los que han propuesto que sea recibido por Piñera en el palacio presidencial de la Moneda.

Pero, ¿Qué representan la UDI y RN en la política chilena? Pues, de entrada debemos mencionar que fueron los brazos políticos de Augusto Pinochet, crecieron bajo su seno e incluso fueron los que defendieron la opción del "Si" en el plebiscito de 1989, o sea defendían la permanencia de Pinochet al frente del gobierno dictatorial y criminal en Chile. En segundo lugar, muchos de sus militantes fueron aprendices de los "Chicago Boys", el grupo de economistas enviados desde Estados Unidos para transformar el sistema económico chileno en la vitrina del neoliberalismo para América Latina.

En tercer lugar, estos sectores conservadores han estado ligado a la memoria negra de América Latina, esa faceta hostil de los años 70 y 80 del siglo XX, donde la integración regional se dio fue en términos militares (Plan Cóndor) para exterminar físicamente a la izquierda latinoamericana, mientras que en el ámbito económico y político mantuvo a Chile aislada hasta la vuelta de la democracia en los años 90 -a lo que ambas organizaciones UDI y RN se opusieron- de los esquemas de integración regional.

Entonces, por mas que se esfuerce Capriles en decir que no es de derecha, neoliberal y golpista, caramba, "dime con quien andas y te diré quién eres". De todas maneras, no se extrañe usted que lee esta columna de opinión, que los medios privados venezolanos resalten sus encuentros con el partido de la Democracia Cristiana (DC) o de otras organizaciones de "centro", tratando de invisibilizar sus verdaderos aliados en esta cruzada por intentar afectar la imagen de gobierno de Nicolás Maduro en el orden internacional.

Finalmente, no es menester recordar que mientras abandona sus funciones inherentes al cargo de gobernador del Estado Bolivariano de Miranda, se acumulan los problemas en materia de seguridad, educación, vialidad, transparencia en la gestión pública, rendición de cuentas, planificación de políticas públicas, entre los más álgidos.

Afortunadamente el gobierno nacional creó Corpomiranda con Elias Jaua al frente, que no detiene su marcha por elevar la calidad de vida de los mirandinos, así como el plan Patria Segura para atender el problema de la seguridad. Pero a pesar de ello, la ausencia de un mandatario regional al frente de sus funciones, dificulta la gestión de lo público. Incluso hasta estando presente, pues es mas el tiempo dedicado al obsesionado fetiche privado de ser presidente del pais, que darle soluciones a los problemas de los mirandinos.

A su vuelta, luego de pagar lujosos hoteles, vuelos privados para el y su comitiva, a cada problema Capriles dará la misma excusa para justificar la mala gestion en Miranda: no hay recursos.

viernes, 12 de julio de 2013

¿QUIÉN GOBERNARÁ EN LOS ALTOS MIRANDINOS?


Las próximas elecciones municipales en Los Altos Mirandinos están revestidas de un conjunto de particularidades que valen la pena enumerar. En primer lugar, son las primeras elecciones de esta nueva era, la era chavista sin la presencia del Comandante Hugo Chávez, por lo que se pone a prueba la consecución del liderazgo chavista a nivel municipal. En segundo lugar, habrá renovación de concejales que han cumplido el doble del período para el cual fueron electos en 2005. En tercer lugar, hay dos alcaldes que tienen un año de gracia adicional, y en el caso de Carrizal un año menos, por la promulgación de la Ley de Regularización de los Períodos Constitucionales y Legales de los Poderes Públicos Estadales y Municipales.

Pero ¿Quién tiene más oportunidad de gobernar en los tres municipios de los altos mirandinos? ¿Los opositores, los chavistas? Bueno, en un primer momento yo manejo una tesis: depende de los candidatos del chavismo. En Miranda pasan cosas muy particulares, y mucho más en nuestra región altomirandina. En primer lugar el partido opositor con mayor apoyo electoral es Primero Justicia, sin embargo ningún candidato a alcalde es de esa tolda, por el contrario, son los tres de Un Nuevo Tiempo. Por otro lado, los candidatos fueron escogidos en febrero de 2012, o sea al momento de la elección tendrán 22 meses como candidatos, a pesar de haberse sucitado cambios profundos a nivel nacional: derrota opositora en octubre de 2012, derrota opositora en diciembre de 2012 (20 de 23 gobernaciones y 22 de 23 Consejos Legislativos), fallecimiento del Comandante Chávez, y derrota opositora en abril de 2013.

De los tres dos son mandatarios eternos, Josy Fernandez con un récord de permanencia como Concejal, y en Carrizal José Rodríguez, el alcalde con más tiempo ocupando el cargo en la historia de nuestro país. El otro de Guaicaipuro también bate récord pues es un eterno candidato derrotado, ya ha sido candidato en varias oportunidades para varios cargos, pero ha contado siempre con el rechazo de los guaicaipureños. Así que un factor en común de los tres candidatos: Tienen ansias de eternidad, son de UNT, y son minoría como partido en sus municipios.

En cuanto al PSUV y los partidos aliados, la cuestión es compleja, pues deben aun definir las candidaturas. Independientemente del método, será una ventaja escoger los candidatos a 5 meses de las elecciones municipales, pues se tendrá una mayor comprensión del contexto político local, regional, nacional e internacional actual, factor ausente en el caso de la oposición. Pero el factor determinante será quienes sean escogidos. La mala opinión pública sobre la gestión del alcalde Mendoza en Guaicaipuro, sumado al revés electoral del pasado 14 de abril, sugiere un escenario que demanda una decisión precisa y estratégica. Se cuenta con un mal candidato opositor, con un récord de derrotas en su contra, pero con unas condiciones iniciales adversas, aunque con un buen candidato se puede garantizar la victorial en Guaicaipuro. Debemos recordar que es un municipio complejo, en donde cabe 4 veces la población de Carrizal y 3 veces la de Los Salias, con una alta dispersión territorial, y una realidad socioeconómica compleja.

En Carrizal, la cuestión pasa por una lectura de las condiciones actuales. El contendor es un candidato cuestionado pues representa todo aquello que la “oposición” rechaza del gobierno nacional, sumando el tema del nepotismo. Sin embargo, es la primera vez que potencialmente la oposición iría más unida. Recordemos que en 2006 Primero Justicia presentó su candidato, y en 2010 Manolo Blanco por Voluntad Popular le restó más de mil votos. Sin embargo es una alianza de dirigentes y no de base, pues un número importante de votantes anti chavistas a nivel regional y nacional, no van a apoyar electoralmente a Rodríguez a la 5ta reelección, más sin embargo va a depender del candidato del PSUV si capta esos votos a favor. Pero ello pasa por una elección inteligente de un candidato que responda a un perfil de votante medio en Carrizal, asunto no tomado en consideración en procesos anteriores.

En el caso de Los Salias, quizás haya menos probabilidad de un revés electoral para la oposición, pero el factor abstención les puede pasar una mala jugada. Al no haber varios candidatos con oportunidad de éxito en competencia, eso puede desestimular el voto opositor y abrirle una oportunidad al chavismo que ha demostrado que tiene una fuerza electoral de más de 10 mil votos (elecciones presidenciales 2012). Al verse reducida la participación del votante opositor, ya sea por exceso de confianza en la victoria o rechazo al candidato de la MUD, abre un escenario de triunfo probable del candidato del PSUV, cuya escogencia también debe pasar por una lectura de las características del votante medio sanantoñero.

Por lo anterior, es de alto interés estratégico que la selección de candidato se haga bajo la óptica de escoger quienes realmente puedan garantizar el triunfo, y no bajo criterios distintos. Nada está decidido, y la pelota está del lado de la revolución.

EN RÁFAGA
RECONOCER EL TALENTO LOCAL
Los Altos Mirandinos acogen un sinfín de profesionales de academia y de oficio que contribuyen en la región y en el país con su extraordinaria labor. Dentro de ellos, los periodistas. Por ello, si alguno debe tener el honor de ser orador de orden en un reconocimiento a labor periodística, pues debe ser tequense, carrizaleño o sanantoñero. Suficiente tenemos con un diputado electo por los altos mirandinos que confunde el rio San Pedro con el río Cumaná. ¡A los de UNT como les gustan los importados!

LA CULPA ES DE LA VACA
El desfalco en la Contraloría Municipal de Los Salias denunciado por la Concejala Gladys Montes, ha generado reacciones inauditas. Ahora resulta, que para el abanderado de la MUD y Concejal José Fernández, la irregularidad es del Banco Venezuela. Ellos tenía que verificar los montos de los traspasos, y por no hacerlo ocurrió el robo de casi 2 millones de bolívares. Después que quisieron tapar el asunto, que por cierto deberían explicar a la opinión pública el porqué de la tardía reacción frente a lo sucedido, resulta que la culpa es de la vaca.

LA INSEGURIDAD EN CARRIZAL
Es paradójico pero quien representa autoritariamente a los alcaldes en el Consejo Nacional de Policía gobierna el municipio con más cantidad de fallecidos por armas de fuego de los altos mirandinos en lo que va de junio-julio. Mientras tanto Policarrizal está envuelto en escándalos por abuso de autoridad, vigilancia selectiva y exclusiva de locales comerciales, y mala gestión de las políticas de seguridad. ¡Menos mal que faltan 5 meses para jubilar al monarca!

CONTRA LA CORRUPCIÓN


La corrupción en Venezuela no es un tema novedoso. Creo que para pocas sociedades, es algo ajeno, impropio pues forma parte de las miserias humanas. Sin embargo al hablar del tema centramos nuestra mirada en el sector público, en quienes administran los asuntos comunes, nuestros ingresos, nuestras riquezas como Estado. Poco vemos hacia otras dimensiones de la realidad, aquellas que están más bien en el ámbito de lo privado. 

No nos es sinónimo de corrupción las prácticas cotidianas de los vendedores de vehículos que piden una "comisión" para que puedas acceder a uno nuevo, o al dueño de bodegas que remarca con precios actuales los productos que compró hace seis meses, o el que acapara para luego vender a precios exhorbitante. Pareciera a veces establecerse una relación unidireccional entre corrupción y sector público, con lo que se desconoce gran parte de la génesis del problema. 

Como sociedad, debemos atender el tema de la corrupción, desbordado en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Hemos legitimado y vemos como algo normal, e incluso como una práctica social vanguardista, el que accedamos a ciertos bienes y servicios a través de vías rápidas, que implican casi siempre la reproducción de conductas anómicas, que vulneran y debilitan a las instituciones tanto públicas como privadas.

Ser corrupto y corromper, entonces lo hemos convertido en algo bueno, y hasta deseable. Ser corrupto es ser vivo, pilas, estar en la buena, estar montao, e incluso estar enchufao. Corromper, es sinónimo de poder, pues quien lo puede hacer es porque tiene los recursos tangibles y/o intangibles para vulnerar procedimientos e instituciones,  y lograr objetivos individuales e incluso hasta colectivos.

¿Qué diferencia existe entre quien se aprovecha del cargo público que ostenta para sobornar a empresarios para que paguen comisiones a cambio de un documento o la omisión de un procedimiento, con el que ostenta el cargo de vendedor de vehículos en un concesionario privado y mediatiza la obtención de un vehículo nuevo a cambio de una jugosa comisión? ¿En qué se diferencia aquel que le pide a un proveedor que le ponga un sobreprecio a lo que vende para que le pague su comisión, y aquel que acepta para que le sea otorgado un contrato? ¿Qué diferencia existe entre quien soborna a un funcionario de tránsito terrestre para que haga un informe que oculte el estado de ebriedad que le condujo a chocar contra otro vehículo, y el funcionario que acepta, sin importarle las consecuencias que pudiera causarle a la otra parte? ¿No es la misma acción de corrupción el abogado que le paga a un juez para que deje en libertad a un asesino, y el juez que acepta el soborno? ¿Y si el asesino sigue haciendo fechorías y cobrando vidas de quién realmente es la culpa? 

El asunto no es efectivamente el sector público, sino un problema de orden social. Por ello aplaudo que el gobierno esté atacando las consecuencias del problema, pero insto a que como Estado (gobierno y sociedad) se diseñen estrategias para atacar sus causas. De ahí, que debemos hacer un esfuerzo colectivo para dirigir políticas sociales hacia tres sentidos: atacar las causas, sancionar las consecuencias, y prevenir la ocurrencia.
No podemos obviar, que efectivamente la corrupción dentro de lo público, y sobre todo cuando el gobierno ha impulsado el desarrollo de un diseño de políticas públicas inclusivas, que aseguren el bienestar colectivo, que empodere a las comunidades organizadas, es mucho más grave. Negociar con la pobreza y la necesidad de los desposeídos es un acto criminal, y debe ser sancionado con todo el peso de la ley. 

Pero lo más preocupante, es la reproducción de las mismas prácticas en las nuevas formas de organización socioterritorial, los consejos comunales, en donde se reproduce de forma vulgar los vicios de espacios públicos en cuanto al manejo transparente de los recursos comunitarios.

Asumamos como sociedad el desafío de cambiarla por cuenta de nosotros mismos,  exijamos al gobierno que cese la impunidad, y que continúe golpeando certeramente a quienes vilipendian los recursos del Estado. No descarguemos nuestras responsabilidades como sociedad en los hombros del gobierno, sobre todo cuando en nuestra voluntad está la forja de un nuevo mañana, de un país y una sociedad distinta, honorable.

Publicado en el Diario La Región el 30 de junio de 2013



GUERRA A MUERTE CONTRA LA CORRUPCIÓN EN LA PNB


Hay que estar muy pendientes con el desempeño de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). En esta novedosa institución, que viene a sembrar esperanzas de una nueva institucionalidad en materia de seguridad ciudadana (no sólo policial), debe ser un acto de corresponsabilidad social garantizar su buen desempeño. Y pongo el acento en la PNB porque forma parte de los esfuerzos novedosos para sanear a nuestras policías, partiendo de una formación integral y respetuosa de los derechos humanos, y con alta efectividad en el control y combate a la delincuencia.
Sin embargo, es un derecho y deber la corresponsabilidad con el seguimiento y control de las actividades de las instituciones públicas en general y la empresa privada, tal como está consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley Orgánica de Contraloría Social.
Por ello hago un responsable llamado al ejercicio del control de los ciudadanos organizados y a la propia PNB,  porque es lamentable que tempranamente se evidencien desviaciones de lo que debe ser la conducta proba, correcta, proactiva de la función de algunos de ellos. Específicamente me refiero a la repetición de la práctica del matraqueo y la ya clásica conducta corrupta de la vigilancia e investigación del tránsito vehicular.
Ello evidencia el que definitivamente el problema está en el gen de la corrupción que tenemos como ser social, el cual debe ser atacado con cero impunidad y con una actividad de inteligencia social y policial que permita sacar de la canasta a las manzanas podridas.
Lo sucedido en Indepabis y Ferrominera son actos ejemplarizantes que deben ser replicados en otras instituciones, que se conozca, se difunda, se asuma como una acción férrea del estado contra las prácticas corruptas. Pero es fundamental que se sancione con la fuerza de la Ley y no se permita bajo ningún pretexto que se aplique con suavidad la misma sea al nivel que sea.
Recordemos que hace unos años también el INTT fue noticia con el caso de la matriculación de vehículos. En aquella oportunidad fue desmontada toda una banda de funcionarios corruptos que fueron sancionados. Igualmente ocurrió en el Saime, en donde se aplicó con fuerza las sanciones contra los gestores y matraqueros, lo que permitió sumado a la automatización de muchos de los procesos reducir notablemente la corrupción en la institución.
Pero lo lamentable es que se sigue conociendo la recurrencia de prácticas, y sigo colocándole el acento al tema de la seguridad ciudadana. ¿Por qué no se van oficiales "de civil" en un camión para que sean parado en una de las alcabalas y evidencien si los funcionarios están o no matraqueando a los conductores? ¿Por qué no hacen lo mismo pero en una moto que se coma la luz roja de un semáforo para ver si es detenido y multado por los funcionarios de tránsito, y de no ser así se sanciona disciplinariamente a los policías que no lo hicieron? ¿Por qué no transitan en la misma moto sin casco y pasan por el frente de donde estén policías a ver si son detenidos y multados? ¿Por qué no se hacen pasar por un chofer y recogen a pasajeros fuera de las paradas legales y verifican si están o no sancionando a los infractores? ¿Qué tal si van con un arma ilegal y hacen que sean detenidos por funcionarios policiales y verifican que no estén cediendo ante el ofrecimiento de dinero a cambio de la liberación inmediata? ¿Por qué no inspeccionan aleatoriamente algunos de los establecimientos a los que los bomberos le renovaron el permiso que otorgan y revisan que efectivamente hicieron su trabajo de forma correcta y no por ceder ante las prácticas corruptas?
No podemos permitir que el gen de la corrupción se active en nuestra Policía Nacional Bolivariana, y pudra todas las manzanas de la canasta. Hay que combinar la denuncia social con la creación de mecanismos que permitan hacer fluir la contraloría y la inteligencia social. Igualmente intensificar las actividades de investigaciones internas para detectar de forma proactiva quiénes están reproduciendo las prácticas corruptas.
Se evidencian buenas acciones del gobierno nacional para combatir la corrupción. Pero no olvidemos que también como ciudadanos podemos formar parte de las soluciones, superando el rol pasivo de criticar constantemente el problema. La contraloría social es parte de esas soluciones. Otra importante, extirpar de la formación familiar la viveza criolla como una práctica social correcta y el respeto a las instituciones.

Publicado por el Diario La Región el 16 de junio de 2013

DE CARA AL 8 DE DICIEMBRE


Tal como fue anunciado por el CNE, el próximo 08 de diciembre se renovarán los poderes ejecutivo y legislativo en las 337 alcaldías del país. Se realizarán 8 meses después de haberse realizado las elecciones presidenciales, bajo condiciones diversas para cada una de las organizaciones políticas que participaran. Son varias las situaciones que caracterizan este momento electoral, por lo que pretendo abordar algunas de ellas en esta ocasión.
En esta oportunidad, como lo estipula la Ley de Regularización de los Períodos Constitucionales y Legales de los Poderes Públicos Estadales y Municipales, se realizarán las elecciones para todos los alcaldes y concejales. Por ello, habrán acaldes cuya gestión recién cumple tres años de gestión, mientras otros acumulan 5 años donde se suma la gran mayoría de alcaldes del país, donde hay un 81% de alcaldías gobernadas por alcaldes bolivarianos y un 19% por opositores.
En segundo lugar, las condiciones iniciales para la oposición son muy distintas a las de los candidatos del PSUV y partidos aliados. En cuanto a la oposición, los candidatos fueron escogidos en febrero del 2012, por lo que tendrían 1 año y 10 meses designados. Ello pudiese verse como una ventaja, pues tienen mayor tiempo en campaña, sin embargo considero que mayores son las desventajas. Serán estas las primeras elecciones municipales sin la presencia física del Comandante Chávez, lo cual ha trastocado todo el panorama político nacional. Tendrán que competir con candidatos electos con al menos 5 meses antes de las elecciones, por lo que la posibilidad de escoger en medio de una lectura más actual de la realidad política es una gran ventaja frente a unos candidatos electos en un momento absolutamente distinto.
Por otro lado, al momento de hacer la elección muchos de los alcaldes opositores en ejercicio que aspiraban la reelección tenían 3 años ejerciendo el cargo, por lo que de ahí al tiempo actual su gestión ha mejorado o en algunos casos empeorado su imagen y  de la gestión. Esta situación pudiese ser considerada necesaria una nueva medición en las condiciones actuales. Esto en un corto plazo puede generar tensiones e incluso hasta divisiones en algunos municipios, lo cual ampliaría el margen de posibilidad de victoria al PSUV. Igualmente ya han pasado luego de su escogencia tres elecciones, dos presidenciales y una estadal, lo cual permite conocer el estado de los apoyos electorales que pudiesen tener cada una de las fuerzas políticas en los municipios. En cambio, el PSUV va a tener la posibilidad de escoger candidatos con una lectura actual de la situación política, lo que pudiese permitir una elección estratégica de los mejores cuadros políticos para confrontar a un adversario conocido, y en algunos casos desgastado.
En segundo lugar, está el ambiguo y maniqueo mensaje opositor. Ahora resulta que luego de solicitar la activación de la Carta Democrática Interamericana, fustigar por  no transparente al CNE y a sus rectores, por desconocer la legalidad y buen desarrollo del proceso electoral, ahora la oposición llamar a los opositores a votar. ¿Será que el mensaje vendrá acompañado con un “ve a votar, que si perdemos saldremos con arrechera a desconocer los resultados y a matar gente, para que después que hayan unos cuantos muertos pedir que se verifiquen las huellas dactilares de todos los que participaron en el municipio, y si acceden pedimos que se verifique en el estado y en el país entero, y si el CNE no lo hace es porque hicieron trampa”?
Hay un problema de credibilidad y de consonancia del mensaje opositor. No es claro, y define al votante opositor como un borrego que si hoy se le dice vota con confianza que el proceso es transparente y mañana le dicen que dicho proceso es viciado porque perdieron, pues su apoyo será mecánico e incondicional. Es absolutamente difuso el mensaje, y creo que por desgaste acumulado en las tres derrotas que preceden a las elecciones municipales, pudiesen estar afectando los niveles de participación electoral.
En tercer lugar, está la estrategia del superlíder, que asume roles diversos de jefe de campaña, canciller, candidato, jefe político, arengador de esquina, vocero oficial, entre otros (resalta que el rol que menos asume es el de Gobernador de Miranda. Lo acompaña una oposición que se descose desde sus fauces a través de confrontaciones internas y “videos reveladores” de sus dirigentes en un juego impropio. Frente a ello, el PSUV ha consolidado desde al menos 2011 a una organización partidista mucho más sólida, frente a la coyuntura de tomar las riendas de la actividad política frente a las limitaciones que inicialmente tuvo el Comandante Chávez, y que ahora en su ausencia se profundiza y perfeccionan.
Finalmente, aunque no con ello queremos obviar que las condiciones electorales son diversas entre sí, está el referente de los resultados de la elección del 14 de abril. En ella precisamos lo siguiente: En 73% de los municipios ganó Nicolás Maduro y en 27% Capriles. En 42% de los municipios Maduro venció con un margen de votos superior al 60%, mientras que Capriles lo hizo en 8%, porcentajes que serían considerados como los municipios con alta probabilidad de victoria por parte de ambas tendencias. Finalmente en el 31% de los municipios la victoria de Maduro fue entre 50 y 60%, mientas que en el caso de Capriles el porcentaje s de 19%, o sea que de los 27% de municipios en el que ganó, en 19% de ellos fue con un margen inferior al 60%.
Las condiciones de la oposición son menos favorables que las que tienen el PSUV. No tengo dudas que se obtendrá la victoria en más del 70% de los municipios del país, lo cual consolida el PSUV y los partidos aliados en el país. Vienen tiempos interesantes, donde espero asumir un rol activo como parte de la contienda. Sin embargo acato con disciplina la fórmula de victoria chavista: Unidad, Lucha, Batalla y Victoria. 

Publicado en el Diario La Región el 09 de junio de 2013

OLLAS MEDIÁTICAS VS. GOBIERNO DE CALLE


Hay que reconocer que desde que Maduro fue electo el 14 de abril, no ha detenido la marcha en apuntalar un gobierno de contacto, un gobierno de calle. Hemos visto no sólo recorridos por las comunidades, sino reuniones con diversos sectores empresariales, comunicacionales, países aliados y socios comerciales, así como una apretada agenda internacional. La intensidad de la gestión, incluso sugiero sea revisada a la luz de no comprometer la salud. Creo que el presedente del Comandante Chávez, debe ser tomado con mucha seriedad en cuenta.
Aunado a ello, han sido victorias tempranas las logradas regionalmente por los gobernadores revolucionarios, y los logros sectoriales, como los que hoy exhibe la Gran Misión Vivienda Venezuela y Patria Segura. Igualmente, se ha avanzado decididamente a frenar la especulación y el desabastecimiento. Al menos mediáticamente se disminuyó sustancialmente la atención sobre el tema del desabastecimiento, y ya con ello se ataca una variable relevante que incide en el problema. 
Frente a ello, ¿Cómo reacciona la oposición? En primer lugar, pretendiendo frenar a toda costa las acciones del gobierno, tratando de desviar la atención de los venezolanos y la comunidad internacional del impacto positivo del gobierno de calle, e insistiendo en desconocer la legitimidad del gobierno nacional. 
Dice un experto en planificación estratégica que una estrategia con bajó impacto sostenida en el tiempo, genera desgaste. Al parecer eso está sucediendo en la oposición. Sus gestiones internacionales no han dado resultado en el objetivo de debilitar el reconocimiento internacional del gobierno nacional, sus actores asociados han reconocido a Maduro como Presidente, y a pesar de querer afectar la cotidianidad del venezolano, no lo han logrado.
En segundo lugar, las pretendidas matrices de opinión que colocan al país como un caos absoluto, donde se reprime a la oposición brutalmente, y están comprometidas las libertades ciudadanas, han perdido impacto. Sin embargo, ahora utilizan el delito de grabar conversaciones privadas, delito rechazado por los opositores cuando eran ellos el objeto de violación, para generar una nueva olla mediática.
Eso ha generado algunas reacciones interesantes. Por parte de la oposición, una validación del verdugo, una especie de Síndrome de Estocolmo, en donde el infame ahora es el adalid de las certezas, el odiado ahora es amado, el mentiroso ahora porta todas las verdades. En el interior del chavismo, ha generado como en otras oportunidades frente a los embates de la oposición, mayores niveles de cohesión, mayor valoración de la unidad, y una intensificación de la agenda de trabajo. 
Siguen confrontada dos estrategia, aquella que avanza en la solución de los problemas, y otra que intenta frenar tales avances. Obviamente la primera tiende a mantenerse sostenidamente en el tiempo, si se logra esquivar la tentación de morder los anzuelos opositores y logrando dominar la agenda pública, mientras que la segunda tiende al desgaste si la primera avanza. 
Los venezolanos, y eso se percibe en la calle, en los medios, en las preferencias manifestadas en diversos espacios, desean que sus problemas sean resueltos y que se pueda vivir en una sociedad en paz. Por ello, creo que el gobierno escogió la mejor estrategia siempre y cuando los compromisos y las soluciones sean eficiente y efectivas. En cambio, la oposicion optó por el camino errado, el camino de la desestabilización de la búsqueda del caos, que tenderá a desgastarse, así como ocurrió en 2004.

Publicado el 27 de mayo de 2013 en el Diario 2001

LA TRANSFORMACIÓN DE INDEPABIS


Una de las grandes tareas que tiene el gobierno nacional es el control de la especulación. La forma grosera como se ha manejado los precios de los bienes y servicios, y las fallas en el control de calidad de los mismos, imprime la necesidad de mirar hacia las instituciones públicas responsables de limitar el apetito voraz del capital por el dinero de los trabajadores. Y la reacción popular es inmediata: la responsabilidad es de Indepabis, que no está cumpliendo cabalmente su labor. Sin embargo, hay un contexto complejo que debe ser revisado.

Existen en el país dos importantes instancias que atacan directamente el fenómeno de la especulación: El Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) y la Superintendencia Nacional de Costos y Precios (Sundecop). A pesar de tener competencias complementarias y concurrentes, están adscritas a entes distintos, Indepabis al Ministerio del Poder Popular para el Comercio y la Sundecop a la Vicepresidencia Ejecutiva de la República. Se entiende que inicialmente por lo estratégico de la actividad que regulaba la Sundecop se adscribió a la Vicepresidencia. Sin embargo en el marco del acrecentamiento del problema de la especulación y el desabastecimiento de algunos productos y marcas del mercado, es importante repensar la forma como está organizado estas instituciones, que incluso debieran de fusionarse en una sola.

Por otra parte, Indepabis, organismo encargado de la defensa del consumidor, ha corrido una suerte peculiar. Desde su creación en 2008 ha tenido 5 presidentes: Eduardo Samán (dos años), Valentina Dos Querales (6 meses), Aura Hernández (5 meses), Augusto Montiel (9 meses) y Consuelo Hernández (actual desde 21/11/2011). Obviamente, los cambios comprometen el fortalecimiento institucional y hace complejo la planificación estratégica a mediano y largo plazo. Su actual Presidenta tiene hasta el momento 1 año y media al frente de la institución, lo cual se debería traducir en una fortaleza importante.

Otro aspecto es la organización. Llama la atención cómo está desconcentrada y descentralizada a nivel nacional. Existe una disparidad en los esfuerzos por hacer presencia en las entidades federales. Por ejemplo, es algo difícil comprender porque en Yaracuy existen 10 oficinas (1 de coordinación y 9 municipales) mientras que en estados con mayor densidad comercial y poblacional como Miranda sólo hay 4 (1 de coordinación y 3 municipales). Igualmente sucede con Anzoátegui donde existen 7 oficinas mientras que en Zulia hay 3.

Por la imperiosa necesidad de fortalecer la actividad fiscalizadora y reguladora de la actividad comercial en el país, considero que se debe revisar la forma como se han dirigido los esfuerzos institucionales que conocemos hasta ahora. Creo importante tres aspectos: En primer lugar la revisión de la forma como está actualmente conformada las instituciones reguladoras, sus entes adscritos y de adscripción y los niveles de coordinación entre ellos. Incluso, revisar una posible fusión y aglutinamiento organizado de esfuerzos.

En segundo lugar, acelerar la municipalización de Indepabis en donde sea necesario realizarlo. Hay espacios donde se pueden agrupar subregiones, pero necesariamente hay otros donde es requerida una mayor presencia de la acción reguladora con carácter permanente. Ello, debe emular la experiencia adquirida en instituciones como el SAIME, CADIVI, INTT, con respecto al gobierno electrónico, y el uso de las tecnologías al servicio de la función pública.

En tercer lugar, Indepabis debe asumir la tarea de fortalecer la acción fiscalizadora con la incorporación del Poder Popular, y fomentar tal como está estipulado en la novísima Ley Orgánica de la Contraloría Social, el control tanto colectivo como orgánicamente. No es solo la recepción de denuncias, sino la actuación conjunta entre el poder constituido y el poder popular empoderado para ejercer funciones fiscalizadoras. Igualmente, sobre la propia tarea de Indepabis, en coordinación con el Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno. Esto no desmerita el control social individual, pero complementa y ayuda a que la acción de seguimiento y control cuente con un despliegue mayor.

Es perentorio el fortalecimiento institucional de las acciones dirigidas a fiscalizar y sancionar de forma severa y ejemplarizante a los especuladores. Ello contribuye a que las medidas económicas y los lineamientos de políticas públicas logren el efecto deseado, una mayor y mejor calidad de vida. Seguimos en contacto por la cuenta @farith15.

Publicado por el Diario Vea, Diario La Región y Aporrea.com el 19 de mayo de 2013, Noticias24 el 17 de mayo de 2013.

A LA RECONQUISTA!


Desde las elecciones presidenciales del 2012, se viene abordando con mayor intensidad el término estrés post electoral, acuñado por la canadiense Elisabeth Kubler Ross.  Este fenómeno explica que luego de ser derrotados en una contienda electoral, los perdedores caen en un ciclo de depresión que comprende las siguientes fases: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Actualmente pudiésemos precisar que la oposición venezolana luego de entrar en la fase de negación, donde a pesar de lo invulnerable de nuestro sistema electoral, les ha costado aceptar los resultados, han pasado a una etapa de ira llevados de la mano por su líder derrotado, dejando un lamentable saldo de pérdidas humanas y materiales, por las que seguro tendrán que pagar sus responsables.
Pero lo curioso de este fenómeno, es que en su planteamiento no se comprende el estrés que puede causar en nosotros los vencedores, los ganadores de la contienda. Y es que ha pesar del margen de victoria, hemos caído en las fauces de un extraño estrés post electoral. El asunto no fuese tan grave si las consecuencias posteriores no trajesen consigo un mayor desequilibrio político, en donde los favorecidos son justamente aquellos que perdieron.
Al menos tres consecuencias dentro de la ira y la negación se han desarrollado dentro de las filas revolucionarias. La primera es el sentimiento de retaliación política hacia el traidor, hacia aquel que ha pesar de haber sido excluido en la cuarta, y ser la potencial víctima de un gobierno neoliberal, opto por restarle apoyo al candidato de la patria para votar por el candidato de la oligarquía, el restaurador de la derecha. Y este sentimiento se amplifica, si justo aquel que le falló al Comandante, es un beneficiario directo de algún programa social desarrollado por el gobierno revolucionario. 
El segundo, ha sido la presión laboral. Yo difiero en este punto con la matriz que se ha querido crear en los medios, donde supuestamente hay una razia política en las instituciones del Estado. Y es que la derecha mediática utilizará cualquier conflicto laboral, despido o renuncia de algún trabajador, para endosarlo a la supuesta caecería de brujas que hay contra los opositores. Pero lo cierto es que sí hay evidencias de presión laboral, y es a mi entender, otra de las reacciones adversas frente a nuestro extraño estrés post electoral.
El tercero ha sido, a mi juicio al que han atendido con mayor prontitud, la sensación de derrota a pesar del triunfo. Afortunadamente nuestros líderes del PSUV atajaron a tiempo este malestar, y han estado enviando un mensaje certero a la militancia, empezando por el propio Presidente Nicolás Maduro, que asumió la conducción del gobierno con júbilo victorioso. 

Publicado en el Diario La Región el 28 de abril de 2013

¿QUÉ NOS PASÓ EL 14 DE ABRIL?


Una de las respuestas más buscadas por nosotros los chavistas y a la vez más evitada, es justamente a la pregunta con que se titula el artículo. Ya he leído varios análisis que se pasean desde un conjunto de causas imputadas al Presidente Nicolás Maduro, pasando por el Partido y llegando hasta la eficiencia de la gestión pública, incluyendo aquella causada por el sabotaje en sectores estratégicos. Quisiera compartir con ustedes mis argumentos, mis respuestas.
En primer lugar hay que desmitificar los resultados obtenidos. Se ha dicho de forma reiterada que Capriles se hizo de los votos chavistas. No es del todo cierta esta afirmación. Podemos sectorizar al votante venezolano en cuatro grandes renglones: chavistas, opositores, abstencionistas y los no alineados o ni-ni. Como bien se ha argumentado en otras oportunidades, este último grupo se orienta hacia donde le parece más convincente el mensaje y/o con quien se conecta afectivamente. En ésta elección favorecieron al candidato opositor mayoritariamente, seguido de un minoritario grupo de chavistas que saltaron la talanquera. Pero en otras oportunidades no ha sido así.
Recordemos el escenario de diciembre de 2007, cuando se presenta al país la propuesta de la reforma constitucional. En aquella oportunidad sucedió algo similar pues no se aprobó mayoritariamente la reforma, con un estrecho margen de 1,5 puntos porcentuales en contra. Sin embargo en febrero de 2009 se logró aprobar la enmienda con 10 puntos de diferencia. Y si buscamos un ejemplo regional, el Presidente Chávez no logra la mayoría de votos en Táchira en las elecciones presidenciales por una diferencia con Capriles de 13%, pero dos meses después es electo Vielma Mora con una diferencia a favor de 9%, y finalmente obtiene el candidato opositor el pasado 14 de abril 20,03% de diferencia a favor.
Por ello, no es del todo cierto que la oposición haya crecido de forma estructural, y tampoco es cierto que el chavismo va en declive. Sin embargo, es importante considerar el descenso que hemos tenido en los últimos tres eventos presidenciales. En 2006 ganamos con una diferencia de 26% con respecto a nuestro adversario más cercano, en 2012 con 11% y ahora con 2%. Eso puede significar que al segmento de los no alineados nuestro mensaje y estrategia, así como resultados de gestión han empezado a ser percibidos de forma distinta, lo cual nos está causando migraciones peligrosas. Eso debe llamar a la reflexión en todos los niveles, partido, gobierno y poder popular.
En segundo lugar, es indispensable que consideremos la ausencia del Comandante Chávez. Por primera vez un candidato chavista se enfrenta a la oposición, a un candidato que lleva 2 años en campaña presidencial –aun siendo gobernador- y a una derecha internacional que manipula los medios de comunicación de forma flagrante y perversa. A pesar de ello, ganamos. Fue una victoria cerrada, en una campaña muy corta que no alcanzó para que Nicolás sedujera a los sectores chavistas en su totalidad y al sector de los no alineados. Y si, se cometieron algunos errores, que ya han sido precisados en otros artículos y por otros autores. Pero provenir del alto gobierno, alejado por 8 años de las lides de la contiendas electorales, y que de un sopetón tengas que afrontar una campaña y de un solo mes, en medio del dolor que causa la muerte del Líder de la Revolución Bolivariana, caramba, no es cosa fácil.
Con el Comandante nos acostumbramos a que nuestra victoria fuese de dos dígitos, con un candidato consolidado, y el conductor del proceso de cambio y transformación que ha vivido Venezuela y América Latina. Nada menos. Demos tiempo a Nicolás, esperemos que el legado no sea solo una consigna, sino que se traduzca en aplicación severa, profunda y firme de un proceso de Revisión, Rectificación y Reimpulso. No es por el bien de los chavistas exclusivamente, es por el bien del país.

Publicado en el Diario La Región el 21 de abril de 2013 y el 22 de abril en Diario 2001

Aquel 14 de abril


Pocas veces escribo artículos donde estoy en primera persona. Pero a 11 años de aquellos sucesos que marcaron la historia democrática del país, quisiera narrarles mi vivencia. Seguro para algunos servirá leer este artículo para distraer un poco el tiempo dentro de la cola para ir a votar.  
Ya a las 12 de las noche, empezando el 14 de abril de 2002, me encontraba dentro del Palacio de Miraflores. Trabajaba en la Dirección General del Despacho del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia, como asesor de control de gestión, aunque desde que al Ing. Diosdado lo nombraran Vicepresidente Ejecutivo, se estaba tramitando mi ingreso a la Dirección General de Seguimiento de Políticas Públicas, a cargo del hoy General Guiseppe Yofreda. Regresaba de VTV, a donde acompañado de Mario Fernández quien era Director de Informática del MSP y Walter Martínez (ambos militares retirados de la aviación que participaron en la rebelión del 27 de noviembre de 1992), habíamos llevado unos videos de Catia TV para que los transmitieran, pues el canal se había retomado.
Llegando a Miraflores fuimos recibidos por el pueblo que se había apostado en las afueras. Tuve que sacar mis credenciales por la ventana y mi gorra del MSP para que nos dejara pasar la gente, pues era mucha y se agrupaban justo en las rejas de Miraflores. Logramos pasar. Adentro el ambiente era de victoria, de esperanza. Muchos rostros conocidos estaban adentro. Carlos Javier, hoy buen amigo y Director General de La Cima 96.7fm estaba al frente de las cámaras de VTV que cubrían los acontecimientos que se generaban en Palacio. Se decían muchas cosas.
Entre los rumores que circulaban estaba aquel que afirmaba que el Presidente había sido herido en la pierna por una bala durante el rescate. Otros que había sido torturado y venía muy  golpeado. Y otros, que efectivamente fue el que al final todos los venezolanos comprobamos, era que nuestro Presidente Chávez retornaba algo cansado pero sano, con el vigor y la energía de siempre.
Antes de la media noche, se escuchó una sirena de una ambulancia que entraba al Palacio. Inmediatamente los militares patriotas abrieron las rejas y dejaron que entrara el vehículo. De forma inmediata el Vicepresidente Ejecutivo Diosdado Cabello, que había estado evitando ser asesinado o capturado pues querían legalizar el golpe de Estado con un artilugio constitucional. En el Salón Ayacucho al poco tiempo fue juramentado como Presidente Encargado por parte de Willian Lara, quien presidia la Asamblea Nacional.
Pasaba el tiempo, y de forma permanente eran cada vez más los líderes de revolución que iban llegando al Palacio de Miraflores. Recuerdo a nuestro actual Canciller Elías Jaua, que había sido Ministro de la Secretaría y a quien conocía desde la Universidad Central de Venezuela estar en las afueras del Palacio, a donde ingresaba y salía, quizás con la misma angustia que sentíamos todos los presentes en el lugar, pues esperábamos al Comandante Chávez. Recuerdo también haber visto al Dr. Vargas, quien era el actual Ministro de la Secretaría, a quien el 11 de abril lo vi retirarse escasos minutos antes que yo lo hiciera, a eso de las 7:00pm, con el cabello canoso como él lo tenía, pero que aquel 14 de abril en la madrugada extrañamente lo tenía tan negro que le brillaba.
A las 3:30am de aquel 14 de abril se escuchó repentinamente a lo lejos el sonido de las hélices de un helicóptero.  Al ver que se acercaban, no era uno eran tres los cuales sobrevolaron el helipuerto que queda en la parte superior de Miraflores, dos de ellos se colocaron a los lados y del medio descendió uno de ellos. Era el que traía de vuelta al Comandante Chávez, nuestro Presidente. Un grupo de militares y líderes del partido subieron al helipuerto y a escasos 20 minutos descendió el comandante, cargado por quienes lo habían recibido.
El hecho de venir en brazos activó la incertidumbre sobre si venía bien de salud. Me pasó aquel grupo a escasos metros, logré ver al Comandante, iba riendo, iba contento. La gente afuera estalló de emoción cuando se enteraron que había regresado Chávez.
Luego bajamos al Salón Ayacucho. Recuerdo cuando frente a una periodista, creo que fue Teresita Maniglia, como siempre, bromeó se levantó la chaqueta y saltó, diciendo “estoy bien, no me ha pasado nada”. Me senté en una de las primeras filas de en frente, y escuché su discurso, escuché perdonar a quienes atentaron contra su vida y contra la democracia. Salí de Palacio a las 6:30am a mi casa. El lunes 15, volví a las 8:00am a seguir trabajando, a seguir al lado del Comandante.

Publicado en el Diario La Región el 14 de abril de 2013 y en el Diario 2001 el 15 de abril de 2013

¿QUIÉN VA A GANAR EL 14 DE ABRIL?


Responder a esta pregunta, implica hacer un ejercicio reflexivo de los antecedentes más cercanos al  momento electoral al que asistiremos exactamente dentro de una semana, el próximo domingo. Todas las encuestadoras, han dado resultados que van desde las menos optimistas, con márgenes de victoria entre 7 y 9 puntos porcentuales, hasta las más optimistas que marcan una diferencia entre 17 y 20 por ciento. Al momento en que se dieron a conocer, marcan una tendencia muy clara. Por ello, no tengo dudas de mi respuesta. Va a ganar Maduro. Pero, ¿Cualquier victoria es suficiente? Definitivamente no.
Imaginemos por un instante el siguiente escenario: Maduro gana por una estrecha ventaja. Hay una variable importante a considerar en este escenario: los ataques previos al CNE y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. La oposición pareciera estar adelantándose a visualizar esta posibilidad como la más factible, pues ya lo hemos escuchado en diversos análisis que han venido haciendo los opinadores de derecha. Maduro gana con un “final de fotografía”.
En este escenario, un CNE y una Fuerza Armada Nacional Bolivariana convertidos en blancos de ataque, le abren las compuertas a su derrota con ganancia, o sea a que la derrota abra el paso a un conflicto social agudo. En otros espacios, he precisado que una de las pérdidas más sensibles para la oposición ha sido la calle, ya no tienen capacidad de convocar paros efectivos, ni concentraciones a la usanza del 2002.
Pero una derrota cerrada, con poca ventaja para Nicolás, les va a permitir acentuar su siempre carta bajo la manga, el fraude electoral. Contra el Comandante Chávez, la tesis del fraude era fácilmente desmontable, pues sus victorias siempre fueron con mucha ventaja sobre su contrincante más cercano, obligando siempre al contrario a aceptarla sin cortapisa.
Por ello, la victoria de Nicolás debe ser indiscutible, contundente, en palabras de nuestro Comandante “tan clara como la luna llena”, para frenar cualquier plan desestabilizador que quiera motorizar la oposición. Y este objetivo se logra afinando y garantizando altos niveles de organización electoral. Uno de los saldos más importantes del 07 de octubre, fue justamente el organizacional, donde la estructura político electoral del Gran Polo Patriótico permitió nuevamente una victoria monumental, con un bajo nivel de abstención, y un margen que frenó cualquier plan que existiera para desconocer los resultados electorales.
Contra las pretensiones antidemocráticas, la mejor alternativa siempre será más democracia, más participación, más organización, más movilización. Así se demostró aquel 13 de abril. Así debe seguir siendo.
Seguimos en contacto por twitter a través de mi cuenta @farith15.

Publicado el 07 de abril en el Diario La Región

HAY UN CAMINO: HACIA UNA NUEVA DERROTA


Esta campaña atípica, necesaria en medio de un proceso electoral que millones de venezolanos, latinoamericanos y ciudadanos del mundo nunca desearon, ha iniciado. A pesar que los tiempos formales establecidos por el CNE indicaban que las fechas para la campañas eran entre el 02 y el 12 de abril, los distintos comandos de campañas han arrancado la búsqueda del voto. Hay varios aspectos que la definen, y en esta ocasión vamos a reflexionar sobre el mensaje y la estrategia de contacto con el votante.
En lo referido al mensaje, es claro que desde la oposición la intención es buscar romper la relación Maduro/Legado de Chávez, para polarizar con el candidato y no con lo que representa. Por el otro lado, los partidos de la revolución han trabajado en el otro sentido, buscar afianzar la imagen Maduro continuidad del legado de Chávez. En términos concretos, lo segundo es más sostenible que lo primero, pues en cambio de unos conectores claros entre Maduro y Chávez, la oposición utiliza la descalificación para intentar crear en el imaginario colectivo nacional una apreciación racional separada de Chávez con Nicolás, cuando otrora impulsaron todo lo contrario: Chávez y el chavismo son cosas malas, y en ello todos los chavistas.
El voto del revolucionario en este proceso electoral, tiene un motivador adicional: Chávez, en una de sus últimas solicitudes al pueblo venezolano, pidió que en las circunstancias dadas, eligieran a Maduro. Estratégicamente el Comandante, dejó los enclaves suficientes para que en un hipotético escenario de su ausencia, se pudiese continuar con el proyecto socialista y bolivariano que hemos impulsado durante estos 14 años.
En cuanto a la estrategia de contacto con el votante, Capriles repite la estrategia, los mítines en distintas ciudades, pero ahora con el mismo discurso que en la anterior campaña, a escasos 5 meses, repudió: La descalificación, el insulto y el ataque directo a Nicolás Maduro. Por el otro lado, vemos a un Nicolás montado en la plataforma presidencial, y atendiendo asuntos de gestión pública de forma directa y en cada estado del país. No ha hecho mayores esfuerzos por cambiar la dinámica de gestión presidencial, y de seguro incluirá dentro del marco de los términos formales de la campaña, encuentros masivos con diversos sectores del país.
No tengo duda de la victoria de Nicolás Maduro el 14 de abril. Y es más, estoy convenciendo que un escenario factible es que en esta elección se obtenga un margen de victoria mayor que el pasado 07 de octubre. Esperemos que la oposición siga en el cause democrático y que su estrés post electoral no los lleve a caminos antidemocráticos temerarios.

Publicado el 24 de marzo en Diario La Región 24/03/13

ADIÓS COMANDANTE


No te quise ver postrado en un ataúd. Llevé a tu pueblo de Carrizal al encuentro contigo, a darte el último adiós el pasado jueves. Pero era seguro, que no iba a verte, no quiero recordarte así. Prefiero recordar tu estampa incólume, fuerte, altivo. Así, como te vi en ese cierre de campaña, lleno de vida, lleno de amor por tu pueblo, ese mismo amor que hoy se desborda por las calles de Caracas. 
Siempre dije que he amado a cuatro hombres en mi vida, a mi padre, mi hermano y mis dos sobrinos. Pero fue inevitable reconocer ese sentimiento que se convierte en lágrimas cada vez que recuerdo que ya no vas a seguir con nosotros en vida, aunque seguirás vivo en ideas, obra y recuerdos.
El pasado martes te nos fuiste Chávez, el Cristo de los pueblos humildes. El dolor y el pesar se fundieron con el aire que se respiraba en los actos a los que nadie pensó ir tan pronto. Se nos fue el Comadante. Hace 21 años que en la escena política irrumpiste como un rayo, cuyo destello retumbó convertido en esperanza,  palabras, en un por ahora. 
El gran legado que dejas en los venezolanos que abrazamos el Proyecto Nacional, es un compromiso ineludible de no fallar, de no claudicar en la profundización de un nuevo Estado, una nueva forma de concebir la política. Y en los que lo adversan, la comprensión que para conquistar las clases populares necesariamente hay que, así sea fingiendo y mintiéndole al pueblo, coquetear con el chavismo, disfrazarse de Chávez. Pero sabes algo Comandante, dificilmente volverán, tu pueblo difícilmente dejaremos que vuelvan.
Será ineludible continuar profundizando el poder popular, la transferencia de más y más poder al pueblo organizado. El compromiso de restearse cada vez más con las bases deberá ser más y más irreductible. Chávez se fue físicamente, pero se quedó en cada uno de nosotros. Ahora Chávez somos todos, y con Chávez todos y sin el nada. 
Te harás inmenso en los anales de la historia, y ni la muerte podrá vencer al Comandante eterno. Nadie pudo vencerte, nadie pudo asumir un liderazgo como el tuyo. Varios hitos te hacen leyenda, te hacen imposible de olvidarte. El primero de ellos, haber sido vencido en el intento de rebelión, pero vencedor políticamente, pues llenaste de esperanza al pueblo venezolano, al cual hasta tu muerte lo correspondiste con compromiso militante. El segundo, vencerle a todo el estatus quo político consolidado durante cuarenta años, y haber sido vencedor indiscutible aquel 6 de diciembre de 1998. El tercero ser devuelto por el pueblo en hombros, luego de un infatuo golpe de estado dado por la derecha. Y toda tu historia, que es la nuestra, fue signada por hitos, por elementos que engrandeceran tu leyenda, Chávez, Comandante.
En tu ida nos dejas tu legado, y el compromiso de seguir siendo como tu, como Chávez, dejando la vida en el cumplimiento de los objetivos históricos. hasta la victoria siempre Comandante! Vivirás y seguirás venciendo!

Publicado por la Región el 10/03/13

LOS RÁBANOS Y LOS KIWIS


El pasado domingo, la militancia del PSUV ejerció el derecho constitucional de participar en las decisiones estratégicas del partido, abriendo el proceso de democratización desde la fase de postulación. Este es un hecho trascendente que contrasta con otras experiencias anteriores, pues las postulaciones de candidatos a medirse en elecciones internas, habían sido por iniciativa propia, o sea autopostulados.
A nivel nacional, fueron más de 19 mil postulaciones populares, una cifra muy alentadora para un partido tan novel como lo es el PSUV. En nuestros Altos Mirandinos, el proceso se desarrolló con una importante participación de los jefes de patrulla de los 1x10, y abrió la posibilidad para contrastar realidades ineludibles: hay mucho camino por recorrer para alcanzar la ética revolucionaria.
Aún persisten, lo que podemos llamar los resquicios de las prácticas políticas de los partidos tradicionales de la cuarta en algunos sectores de nuestro partido. Guerra sucia, infamias, calumnias, falsedades, y hasta cabilleros de baja monta, pueden encontrarse en las prácticas de sectores, afortunadamente minoritarios dentro de nuestras filas. Y justo sobre esto último es que reposa la esperanza de un cambio profundo y sensato de la forma como concebimos la política.
Sin embargo, afortunadamente, repito, es un sector muy minoritario, y que cada día se ve más disminuido. La gran fortaleza de este proceso de cambio, es que con el despertar del poder popular, se han reproducido nuevos valores y principios, que han empezado a contrastar de forma muy fuerte con esas prácticas de los rábanos, que a pesar de ser muy pocos,  algunos han permanecido en algunos espacios de poder.
Esta contienda es una buena oportunidad para reflexionar sobre el asunto de la ética. No se puede seguir impulsando a aquellos que solo se han cambiado el color de la camisa, y se han aprendido un par de consignas. El proyecto político que se viene impulsando desde hace 14 años no es compatible con los viejos actores de la política y mucho menos con sus prácticas. ¿Qué garantía ofrece quien se conduce en una contienda electoral interna como el más vil y rastrero cuarto republicano, para que después de conquistar el poder lo delegue en el pueblo organizado? ¿Qué ética revolucionaria va a guiar a quien se conduce haciendo guerra sucia, aliándose con los verdaderos adversarios de la revolución, luego de conquistar el poder?
Yo creo, que aun dentro de nuestras filas el combate sigue siendo el mismo de afuera: la ética revolucionaria contras los rábanos y kiwis de verano. Pero las esperanzas afortunadamente no están cifradas en estos, sino en las propias organizaciones del poder popular, las cuales ya han aprendido a identificar a quienes quieren transformar realidades sociales y a quienes quieren transformar su nivel de vida, patrones de consumo y estatus familiar. Luchamos contra los mismos de afuera, a veces, también adentro.

Publicado en Diario 2001 el 04/03/13

EL PODER POPULAR EN EJERCICIO


Nuestra Constitución, que este año alcanzará 13 años de promulgada, establece que la democracia es participativa y protagónica. En su artículo 62 establece que “La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica.”
Queda claro que el protagonismo y la participación se hace real y concreta en la medida en que se empodere al ciudadano de forma individual o colectiva para un ejercicio efectivo del poder de gobernar. Quisiera compartir con ustedes la experiencia de las comunidades de Carrizal, donde he constatado que el ejercicio del poder es real, se palpa, se siente, se ve, se escucha, efectivamente se ejerce. Lamentablemente sólo con el apoyo del gobierno nacional, y a pesar de la ausencia del gobierno estadal y local.
En cada espacio, donde el poder popular toma la palabra, lo hace asistido con el espíritu de un nuevo modelo de sociedad. Ir a Lomas de Paramacay a participar en una Asamblea donde se explica y se precisa el alcance del uso de recursos para asfaltar las calles, es el ejercicio del poder del pueblo.
Asistir a una reunión en Brisas de Oriente, donde participan 6 Consejos Comunales que deciden cómo administrar los recursos otorgados por el Consejo Federal de Gobierno para adquirir vehículos y solucionar el problema del transporte, es el ejercicio del poder del pueblo. Escuchar a las comunidades de Colinas de Carrizal o Montaña Alta sobre la experiencia de haber realizado la Contraloría Social sobre obras municipales, es definitivamente un cambio profundo en la forma como se comprende el ejercicio de ciudadanía.
Hablar con Carmen Zapata, representante de nuestro municipio ante el Consejo Federal de Gobierno, escucharla referir cada experiencia, cada dificultad, cada solución, cada idea novedosa, es evidenciar que la Venezuela de hoy, no es la misma de hace 15 años.
A pesar de ello, persisten en algunas estructuras de poder, gobernantes que no han entendido el cambio que se gesta en la sociedad, y siguen ejerciendo el gobierno desde una visión arcaica, impropia de las nuevas realidades que se han gestado en nuestra sociedad. Los ejemplos de Lomas de Paramacay, Brisas de Oriente, Potrerito, La Yerba Buena, donde las comunidades asumen las competencias del gobierno municipal, dada su incapacidad de cumplir con las competencias atribuidas por Ley, dan cuenta de una situación que debe cambiar.

Publicado el 03/02/13 en el Diario La Región