viernes, 12 de julio de 2013

HAY UN CAMINO: HACIA UNA NUEVA DERROTA


Esta campaña atípica, necesaria en medio de un proceso electoral que millones de venezolanos, latinoamericanos y ciudadanos del mundo nunca desearon, ha iniciado. A pesar que los tiempos formales establecidos por el CNE indicaban que las fechas para la campañas eran entre el 02 y el 12 de abril, los distintos comandos de campañas han arrancado la búsqueda del voto. Hay varios aspectos que la definen, y en esta ocasión vamos a reflexionar sobre el mensaje y la estrategia de contacto con el votante.
En lo referido al mensaje, es claro que desde la oposición la intención es buscar romper la relación Maduro/Legado de Chávez, para polarizar con el candidato y no con lo que representa. Por el otro lado, los partidos de la revolución han trabajado en el otro sentido, buscar afianzar la imagen Maduro continuidad del legado de Chávez. En términos concretos, lo segundo es más sostenible que lo primero, pues en cambio de unos conectores claros entre Maduro y Chávez, la oposición utiliza la descalificación para intentar crear en el imaginario colectivo nacional una apreciación racional separada de Chávez con Nicolás, cuando otrora impulsaron todo lo contrario: Chávez y el chavismo son cosas malas, y en ello todos los chavistas.
El voto del revolucionario en este proceso electoral, tiene un motivador adicional: Chávez, en una de sus últimas solicitudes al pueblo venezolano, pidió que en las circunstancias dadas, eligieran a Maduro. Estratégicamente el Comandante, dejó los enclaves suficientes para que en un hipotético escenario de su ausencia, se pudiese continuar con el proyecto socialista y bolivariano que hemos impulsado durante estos 14 años.
En cuanto a la estrategia de contacto con el votante, Capriles repite la estrategia, los mítines en distintas ciudades, pero ahora con el mismo discurso que en la anterior campaña, a escasos 5 meses, repudió: La descalificación, el insulto y el ataque directo a Nicolás Maduro. Por el otro lado, vemos a un Nicolás montado en la plataforma presidencial, y atendiendo asuntos de gestión pública de forma directa y en cada estado del país. No ha hecho mayores esfuerzos por cambiar la dinámica de gestión presidencial, y de seguro incluirá dentro del marco de los términos formales de la campaña, encuentros masivos con diversos sectores del país.
No tengo duda de la victoria de Nicolás Maduro el 14 de abril. Y es más, estoy convenciendo que un escenario factible es que en esta elección se obtenga un margen de victoria mayor que el pasado 07 de octubre. Esperemos que la oposición siga en el cause democrático y que su estrés post electoral no los lleve a caminos antidemocráticos temerarios.

Publicado el 24 de marzo en Diario La Región 24/03/13

No hay comentarios: