viernes, 18 de octubre de 2013

LA SEGURIDAD, UN TEMA VITAL

En nuestro país, así como en nuestro continente, el tema de la seguridad ciudadana es el que más preocupa. De los 5 países con mayor tasa de homicidio en el mundo se encuentran 4 de America Latina y el Caribe. Según el Global Study on Homicides of the United Nation (UNODC) de 2010, Honduras es el país con mayor tasa de homicidios con un 82.1%, seguido de El Salvador con 66%, teniendo en cuarto lugar a Jamaica con 52.1% y de quinto Venezuela con 49%. Si lo ampliamos a los 20 países con mayor homicidios, de Latinoamérica y el Caribe estarían 12 (Jamaica, Belize, Guatemala, United States Virgin Islands, Trinidad and Tobago, Colombia, Bahamas y Puerto Rico). Vivimos en una región insegura.

Esta realidad nos obliga a pensar el rol de la sociedad y el Estado en el combate a este flagelo que nos está carcomiendo como sociedad. En los próximos 4 artículos de los domingo que podré escribir antes de formalmente iniciar mi campaña como Alcalde de Carrizal (20/10, 27/10, 03/11 y 10/11), estaré abordando posibles soluciones a este flagelo, que con toda seguridad se pueden diseñar para que desde lo local se ataque este fenómeno. En esta oportunidad vamos a referirnos al tema policial en nuestro municipio, en Carrizal.

Vayamos al diagnóstico. La Policía de Carrizal, es una de las instituciones con mayor deficiencias del gobierno municipal. Y es que son visibles y acumuladas, en medio de una realidad cínica: El alcalde fue durante 4 años miembro del Consejo Nacional de Policía. ¿En qué contribuyó a la seguridad del municipio el rol que cumplió? Sencillamente en ver a sus más cercanos aliados y familiares cargar las motos que deberían estar al servicio de un patrullaje eficiente en Carrizal.

Pero, ¿Cómo exigir a un funcionario policial que sea ético y moral en sus prácticas cotidianas si quienes lo dirigen son delincuentes y violadores de derechos humanos? ¿Cómo exigir que un policía brinde seguridad cuando no se le garantiza su propia seguridad y la de su familia? ¿Cómo se puede entender que una policía que apenas cuente con 97 funcionarios sea la peor pagada de los Altos Mirandinos? El tema de la seguridad es el área de política pública de mayor preocupación para los venezolanos, donde los carrizaleños no escapan de esa realidad.

Muy fresco está aún el deleznable hecho de haber descubierto a funcionarios policiales encabezado por el propio jefe de la policía José Gregorio Siso Vásquez robando electrodomésticos en los galpones de la empresa JVG. Aún se lee en la página web de noticias24: “En las cámaras de seguridad del mencionado establecimiento se pudo observar una patrulla de la policía municipal realizando recorridos por las adyacencias de la empresa y una vez finalizada la carga de los electrodomésticos, los delincuentes se montaron en dicha unidad”.

¿Cómo se le puede exigir a un funcionario policial que sea ético si quienes los dirigen comenten estas fechorías? Y, ¿Quien nombró a Siso Vázquez como Jefe de la Policía de Carrizal? El alcalde como autoridad política del municipio tiene la responsabilidad de nombrar al tren ejecutivo, por lo que fue quien colocó a un delincuente como jefe de Policarrizal. Y no suficiente con ello, permitió que de los calabozos de la propia institución se fugara. Bárbaro realmente.

Por otra parte, bien conocido fue el desempeño del Sub-Director o Director encargado de la policía Jorge Zambrano, quien flagrantemente violó derechos a la propiedad privada cuando intentó ingresar por la vía violenta a los espacios de la emisora desde donde se transmite mi programa de radio, amenazando a los trabajadores y mal utilizando la autoridad que tenía, al momento de lo sucedido. Sin embargo, luego ocurrieron hechos poco claros, pues se desconoce públicamente la forma y las razones por las que abandonó de forma intempestiva su cargo. Al parecer, un mal procedimiento administrativo donde hubo un menor con herida de bala, fue lo que motivó su salida, que no fue explicada a os carrizaleños, en una actitud que denota que hubo una situación nuevamente penosa que explicar dentro de Policarrizal.

Por otro lado no cuentan con equipamiento suficiente para su labor, y escudan la poca atención del Alcalde con la trillada excusa de los recursos, argumento falaz en uno de los municipios con mayor ingreso per capita en Venezuela. ¡Tantas veces se ha usado ese argumento para escurrirse la responsabilidad! Que extraño que desde el 2010 el Alcalde y sus directores hayan dicho que no había recursos para nada, pero milagrosamente en los tres meses antes de las elecciones aparecieron para el asfaltado chimbo que están realizando en Carrizal así como para parapetear algunas canchas del municipio. Durante la gestión de Orlando Urdaneta se demostró que ese argumento es una mentira más del Alcalde, pues Orlando pagó los pasivos laborales y las deudas acumuladas, ejecutó más de 200 obras comunitarias y dejó un superávit en el fisco de 2 millardos de bolívares. Y solo gobernó 18 meses. 

Por otra parte está el pago de los policías. Son los peor pagados del eje de los Altos Mirandinos, y a pesar de arriesgar su vida protegiendo a los carrizaleños, no cuentan con un seguro de vida. 

Ahora las propuestas. ¿Cómo atender el tema de la policía? Las claves ya están sobre la mesa. En primer lugar, es necesario mejorar las condiciones laborales de los funcionarios, así como elevar la cantidad de efectivos. Eso se puede lograr partiendo de los indicadores internacionales de tener 35 policías por cada 10 mil habitantes, o sea en Carrizal teniendo una población de 52.000 habitantes, y comprendiendo que somos un municipio dentro de un eje mirandino, no menos de 180 funcionarios. Debemos aumentar los policías incorporando más efectivos y aunando esfuerzos con la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia del Pueblo, llegando a este número de funcionarios. Y estos funcionarios municipales deben ser dirigido por personas probas, no por policías con desviaciones en su conducta.

Aunado al aumento de cantidad, hay que aumentar la calidad de los funcionarios, garantizando policías bien formados, con ética y una supervisión permanente. Esto ultimo lo podemos hacer siguiendo la orientación del lema de la UNES: menos fuerza más inteligencia. Con la incorporación de técnicas eficientes para el combate y la prevención de la delincuencia, en donde el elemento central sea la tecnología, podemos tener una policía adaptada a los nuevos tiempos.

¿De que sirve tener un conjunto de cámaras en los edificios de Montañalta o un grupo de radios, si no tenemos una interconexión de todos estos elementos en una sala situacional inteligente? Repartir cámaras sin tener un plan estratégico de seguridad es un acto de demagogia. 

Las direcciones IP de cada cámara de seguridad, que debe ser instalada en puntos estratégicos de la ciudad, deben ser monitoreadas por una Sala Situacional Inteligente, donde cada vehículo de la policía tenga dispositivos de GPS para precisar a través de una microzonificación del municipio, y al momento de una situación que requiera presencia policial poder dirigir de forma expedita a funcionarios policiales. Eso evitaría el aglomeramiento sospechoso de vehículos y policías en locales comerciales al momento de su cierre. 

Estas propuestas forman parte de las soluciones a un municipio que debe convertirse en un Carrizal seguro, donde todos y todas nos sintamos protegidos. Patrullaje, policías bien formados y con equipamiento adecuado, y la coordinación eficiente con el gobierno nacional son claves necesarias para brindar un servicio que merece y necesita Carrizal. Luego seguimos con elementos claves en la prevención social del delito. Estamos en contacto en tu comunidad, y a través de las cuentas en twiiter @farith15 y @porcarrizal.

viernes, 4 de octubre de 2013

CON TODO RESPETO, USTED MIENTE


¿Quién no sabe que en Venezuela tenemos dos estaciones climáticas bien marcadas,como lo es la lluviosa y la sequía? Quien ha vivido en nuestro país, conoce que entre mayo y noviembre, normalmente hay temporadas de lluvias, que se han agudizado en cantidad e intensidad (así lo indican los informes pluviométricos de los últimos años) producto del sobre calentamiento global y el descontrol de las variables ambientales a nivel mundial.

Yendo un poco más cerca a nuestra sub region, en Los Altos Mirandinos, producto de la falta de planificación urbana y la ubicación de viviendas en zonas con suelos intestables, en temporadas de lluvias suelen afectarse viviendas, y familias quedan sin sus hogares.
Eso implica la necesidad de repensar el tema de los asentamientos humanos en zonas de riesgo, la realización de un mapa de riesgo, un plan de mitigación de desastres, y un plan de atención integral a la familia damnificada. 

Las responsabilidades sobre esas materias, son competencias concurrentes (compartidas) entre los distintos niveles de gobierno, por un asunto de legalidad (normativo) y por humanidad (condición social), pues frente a una familia sin un espacio donde vivir, es indolente no comprender el dolor de no tener lo que tanto esfuerzo costó: un hogar. Podemos hacer decenas de consideraciones sobre el porqué una familia se ubica en un espacio de alto riesgo, pero lo que no podemos dejar de considerar es el dolor de perder tu espacio de convivencia familiar, y que esas familias se acentaron donde lo hicieron bajo la mirada permisiva de un gobierno municipal, estadal y nacional.

Es absolutamente falso, que en Carrizal todo lo concerniente a tratar familias damnificadas no sea competencia del gobierno municipal. Usted, señor alcalde, es un mentiroso, y se lo digo con mucho respeto. Es falso que no sea de su competencia tener un espacio previsto para darle cobijo a una familia que quedó damnificada porque Usted no supo planificar de forma correcta el desarrollo urbano de Carrizal, que lamentablemente vamos a heredar el 8 de diciembre. En Carrizal no hay un centro de triaje para tratar a daminificado, porque usted asi no lo ha previsto, no lo ha hecho.

Cuando una familia pierde su hogar, no es suficiente darle una cobija y un paquete de harina precocida, pues quien todo lo pierde no tiene donde acostarse y arroparse con la cobija que usted le dio, ni cocina donde hacer las arepas con la harina que usted le dio. Esa familia que pierde todo, tiene la necesidad de tener un techo donde dormir, así sea mientras consigue otro hogar.

Lamentablemente, en Los Altos Mirandinos, solo en el Municipio Guaicaipuro es donde hay refugios para damnificados. Fueron construidos entre el gobierno municipal y el gobierno nacional, pues esa es la forma de solucionar los problemas, no escurriendo el bulto diciendo que no es competencia de tal o cual gobierno, sino articulando los esfuerzos entre los diversos gobiernos nacional, estadal, municipal y comunal. Usted, señor alcalde, ha tenido oportunidades para potenciar la atención en la mitigación de riesgos en Carrizal así como la atención de damnificados, pues desde el 2009 y por 4 años perteneció al Consejo Nacional de Policía. Esa digna responsabilidad no benefició a Carrizal, pues a pesar de estar el ministerio del Interior y Justicia encargado de la Protección Civil, para nada sirvió en la aplicación de planes eficientes en esa materia. 

Ahí tenemos el problema de la quebrada de Santa Isabel. El dragado y mantenimiento de este espacio, es la garantía que en Montañalta no siga sufriendo los embates de la mala planificación urbana y territorial suya. Usted responde a ello, que no es competencia municipal, que debe hacerlo el ministerio del ambiente. Falso, señor Alcalde, es competencia suya garantizar que el mantenimiento se haga con el gobierno Estadal, donde por cierto desde el 2008 está gobernando la oposición, y aun nos preguntamos como en 5 años usted no ha logrado que la gobernación de Miranda invierta en alguna solución a los carrizaleños. Parece que mientras estuvo Diosdado Cabello, las coordinaciones suyas fueron mejores, por cierto, con un chavista. El asunto es que a gran parte de los chavistas no nos hace falta que nos pidan o recuerden cual es nuestra responsabilidad cuando gobernamos, pues tenemos claros que debemos solucionar los problemas con, desde y para el pueblo haciendo las articulaciones que deban hacerse para dar respuesta.

Por otra parte usted, señor alcalde vuelve a mentir cuando desconoce lo que se ha logrado con la misión vivienda Venezuela. Se que para usted La Ladera no existe, es invisible, tanto así que ni la basura le recoge a la comunidad, aunque le cobra el servicio de forma descarada. Igualmente está Lomas de Paramacay, Res. Agualinda, Lomas de Santa Bárbara, Terrazas del Trigo, solo para nombrarle algunas en Carrizal.

Finalmente, no podemos seguir ajenos a las causas sociales, a la ayuda a quien más lo necesita, y a prevenir situaciones de riesgo. No se puede seguir pensando de forma electoral, tratando de hacer o prometer en los últimos tres meses antes de las elecciones lo que en 23 años no ha hecho. Le pido como vecino de Carrizal, que no le mienta a los carrizaleños, es mejor aceptar que su gobierno sencillamente no ha sido eficiente. Por ello, es que urgen un cambio en Carrizal.